sábado, 5 de noviembre de 2011

El 15-M debate sobre el "voto con criterio" #15M #spanishrevolution #democraciarealya #globalrevolution #nolesvotes



Sin referencias a los partidos políticos y sin pancartas. El Movimiento 15-M volvió ayer, primer día de campaña electoral, al lugar donde surgió, la Puerta del Sol de Madrid, al calor de otras elecciones, las autonómicas y municipales del pasado mes de mayo. El mal tiempo deslució la convocatoria, pero no impidió que alrededor de 200 indignados se reunieran en la plaza con la confusión sobre la prohibición de de la Junta Electoral Central (JEC) de realizar concentraciones o actos en plazas públicas como telón de fondo.
Tras una consulta del PSOE, la JEC hizo pública ayer una resolución en la que matizó que la reserva de lugares públicos para actos de campaña no impide que se puedan celebrar manifestaciones o reuniones, siempre que sea "en días distintos" a los pedidos por los partidos que concurren a los comicios. Fuentes de la Junta Provicial de Madrid, consultadas por Efe, explican que no se prohíben las manifestaciones en Sol, pero tampoco pueden permitirse porque la plaza debe estar disponible por si la solicita algún partido.
La convocatoria del 15-M coincidió con la presencia en la plaza de simpatizantes de Unión Progreso y Democracia (UPyD), el partido de Rosa Díez, que celebraban un acto de campaña. Ambos grupos se limitaron a compartir el espacio y a desarrollar las acciones que tenían previstas y no se registraron incidentes.
"Ante el amago de la Junta Electoral, me parecía lícito que el 15-M estuviera en esta plaza", aseguró Iñaki Pérez, que aceptó que quizá no habría acudido ayer a Sol de no haber sido por los rumores sobre la prohibición. Como Iñaki, fueron muchos otros los indignados que acudieron a la plaza alertados por la prohibición. Entre ellos estaba Marta, de 28 años, que aprovechó la ocasión para mostrar su disconformidad con los partidos políticos y para denuciar lo poco permeables que han sido a las propuestas del Movimiento 15-M. "He venido a decir a los políticos que estamos aquí, que tenemos unas propuestas concretas de las que han pasado completamente", aseguró.

Una carpa improvisada

Tras un momento de indecisión sobre cómo llevar a cabo el programa previsto bajo una impertinente lluvia, los indignados improvisaron con lonas una carpa en la que instalaron el equipo de sonido y dieron comienzo a la asamblea. El orden del día incluía puntos relativos a la resolución de los problemas del movimiento. Así, decenas de personas tomaron el micrófono para compartir con la audencia los obstáculos del movimiento. Entre ellos, el sistema de votación de las asambleas, la pérdida del carácter general de la asamblea de Sol, la relación con los medios o la dificultad para forjar consensos. Después, los indignados se reunieron en grupos de diez personas para proponer soluciones que luego se llevaron a la asamblea.
Al cierre de esta edición, Sol acogía la celebración de un foro temático sobre las próximas elecciones generales. Estaba previsto que el grupo de trabajo Elecciones 20-N expusiera unas conclusiones para "favorecer la reflexión" y el "voto con criterio" de la ciudadanía. La pegada de carteles "no partidistas" estaba prevista para la medianoche. Haya prohibición o no, los indignados volverán a Sol el domingo para celebrar su asamblea general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí