martes, 1 de noviembre de 2011

El matrimonio entre capitalismo y democracia se está acabando #15M #spanishrevolution #democraciarealya #globalrevolution #nolesvotes


Durante el siglo 20 los pensadores tradicionales tenían una visión lineal de los procesos democráticos. Decían que el progreso económico acabaría trayendo la democracia y que el capitalismo era el mejor aliado de la libertad.
Pero todo pensamiento ortodoxo se acaba topando con casos que los contradice y, según el filósofo Slavoj Zizek, en una entrevista con Al Jazeera, el de mayor trascendencia es China.
“Para darte una idea de la situación explosiva que se está produciendo allí, por primera vez el Gobierno ha redoblado el gasto para seguridad interna. China es ahora el único país que gasta más en seguridad interna que en su ejército exterior”, explicó Zizek al canal de noticias qatarí, una confirmación, según dice, de que la democracia no está a la vuelta de la esquina para el país asiático.
Casos como éste han llevado al filósofo a preguntarse sobre las razones por el creciente malestar con el sistema actual y la falta de alternativas. “¿Realmente queremos vivir en un mundo donde las únicas alternativas son un modelo anglosajón neoliberal o el capitalismo autoritario de países como China o Singapur?”.
Según Zizek, conocido por su forma original de abordar los temas incandescentes, el verdadero peligro es pensar que todo saldrá bien si seguimos igual porque acabaremos con una de esas dos opciones. “Lo que me da miedo es el capitalismo con valores asiáticos. Me da miedo porque es más eficiente que el capitalismo liberal de Occidente”.
En esta línea, piensa que el declive de partidos izquierdistas es producto de seguir pidiendo cambios dentro del sistema actual en vez de buscar alternativas reales. “Las dificultades a los que nos enfrentamos no son si un grupo reducido de gente avariciosa está afectando un sistema que por sí solo es bueno. Tenemos que hacer preguntas más incomodas sobre el sistema en sí. Y esto tiene mucho que ver con las protestas que ahora se desarrollan en todo el mundo”.
Pero el gran talento de Zizek está en encontrar el hilo conductor entre todo esto:
La decadencia de Europa:
“Me produce un verdadero pesimismo ver como está retrocediendo Europa. Todos sabemos que buena parte de la Union Europea no quiere dejar entrar a Turquía porque dicen que no es lo suficientemente democrática. Pero lo que los medios no dicen es que este verano hubo un desfile del orgullo gay que convocó a decenas de miles de personas en Estambul y no hubo ningún incidente. Intenta hacer esto en algunos países postcomunistas en Europa del este. Hubo un caso reciente en Split (Croacia) donde 700 gays salieron a la calle protegidos por 2.000 policías porque unas 10.000 personas querían lincharlos”.
“Estoy de acuerdo con la derecha en que los valores judeocristianos están en peligro pero el peligro son ellos, los que se erigen como los protectores falsos. Yo no tengo miedo de los musulmanes en Europa, tengo miedo de los ‘protectores’ de Europa”.
La relación entre Israel y Anders Breivik
El caso de Breivik era paradójico. Era antisemita pero al mismo tiempo era pro-Israel y prosionista. (…) La realidad es que sus opiniones políticas son normales entre los cristianos americanos fundamentalistas. Glenn Beck fue echado de la cadena de Fox por decir cosas antisemitas pero al mismo tiempo es completamente prosionista. Los israelíes no se dan cuenta de que han vendido su alma al diablo. Pactan con ellos para que les dejen hacer lo mismo robando tierras en Palestina pero son sus enemigos. Los judíos son una gran nación pero la política del sionismo les está haciendo perder legitimidad. Los más perjudicados a la larga serán ellos mismos”.
Las revueltas árabes
Me gustaron las revueltas árabes porque en Occidente somos racistas espontáneos (y no digo que seamos peores que otros, simplemente soy un pesimista). El cliché que se difundió en el momento era que si se moviliza la gente en estos países es imposible acabar con una estructura laica y democrática. Bueno, pues era exactamente lo que querían. Ahora viene la parte crucial. Lo que viene después. Algunos dicen que podría funcionar otros que acabaremos con una mezcla de la corrupción del ejército con los valores de los hermanos musulmanes”.
La lucha por la energía de las protestas
Según Zizek, el riesgo es que la energía de las protestas acabe siendo canalizada para otras causas, como el Tea Party para proteger intereses ocultos. “La verdadera lucha es ver quién se va a apropiar de esta energía de cambio y protesta. Hay una energía que durante un tiempo ha sido utilizada por el Tea Party. Se movilizaban de la misma forma que lo hacían los partidos de los trabajadores hace 50 años. Será un lucha complicada y una lucha interesante. Vivimos en tiempos interesantes”.
Bonus Track:
Si quieres contribuir a que Amadeuxxx pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en: Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago) Donación de importe libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí