jueves, 3 de noviembre de 2011

Grecia es la grieta del derrumbe de la zona euro #15M #spanishrevolution #nolesvotes #democraciarealya #100socialmedia


Quienes dicen que la indignación no será capaz de ser una alternativa activa en la política del siglo 21, hoy se equivocan. Grecia y Papandreu tiemblan y hacen temblar la zona euro ante la protesta continuada del pueblo, que con su indignación está a punto de lograr la dimisión del gobierno.
Los países aun fuertes tratan de crear la imagen de que Grecia no merecía pertenecer a la nueva Europa unificada bajo una moneda que intentaba anteponerse al dólar. Aun no pueden ver que es el comienzo de la gran fractura que rápidamente desarmará toda la zona euro y la ficticia unión de Europa ante un imperio que por más crisis que tenga el capitalismo, es quien lleva la batuta: los Estados Unidos y su moneda verde, el dólar insaciable y perverso que domina.
Ya en pocas horas se sentirá el latigazo de los indignados en Niza ante la próxima reunión del G20, hoy más de dos mil policías se desplegaron en la sureña ciudad francesa, la indignación es global y a pesar de ser una expresión espontánea y horizontal, genera propios mecanismos de presión política imposibles de ser asimilados ni siquiera por la oxidadas organizaciones de izquierda. Solo el pueblo salva al pueblo, desde la vorágine de la insurgencia se deberán crear las nuevas formas de lucha y el poder popular en la calle si será capaz de hacer cada vez más peligrosos jaques al sistema.
La conciencia planetaria ha sobrepasado la rebeldía a gobiernos y asume que la protestas es contra el sistema capitalista, contra el 1% del poder económico que mantiene el poder de generar sus riquezas a cambio de la pobreza de todas y todos los pobladores. Cada día, ante la arremetida policial, crece la conciencia de los pueblos del mundo.
El imperio no acusa recibo de las expresiones callejeras, trata de invisibilizarlas y se aprovecha de su falta de identidad como organizaciones reconocidas, pero exactamente esa falta de rostro, de nombre propio es lo que la hace crecer a pasos de gigante. El cansancio ante los viejos esquemas, propone hoy un camino que está abriendo posibilidades de cambios inevitables.
Seguramente Grecia será sacudida por cambios políticos manejados por las marionetas imperiales, pero el pueblo no se dejará chanteajar. Igual a de pasar en cada país de Europa y en todo el territorio norteamericano, ya contagiado irreversiblemente con la indignación activa de sus propios ciudadanos. Ante el invierno que avanza “Tomemos Wall Stret” no se detiene. Es una toma de conciencia y toma de posiciones verdadera que, se quiera o no, va a alterar la historia.
El referéndum convocado por Papandreu, de llegar a darse antes de su dimisión impuesta por el capital, abrirá el camino a toda Europa en su democracia protagónica y activa.
Pueblos del mundo uníos, no tenéis nada que perder, mas que las cadenas que os esclavizan.
¡Cambiemos el sistema!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí