martes, 27 de diciembre de 2011

Patrocinadores de Obama planean un golpe estilo Hitler contra EUA #GlobalrEvolution #noalosrecortesdeRajoy #15M #spanishrevolution #democraciarealya #1Persona1Voto


por Lyndon H. LaRouche
Dado que es inevitable que el actual Presidente estadounidense Barack Obama no tiene oportunidad de ser reelecto bajo lo que se pudiera llamar "proceso electroral democrático", y dado que el Presidente Obama es en esencia un títere de la monarquía británica, comprado y pagado en su elección original como Presidente de EU, ese hecho, y otras pruebas pertinentes, significan que Obama solo pudiera ser hecho Presidente otra vez por el mismo tipo de procedimiento que llevó a Adolfo Hitler por los pasos sucesivos de su nombramiento mediante la orden de la agencia conjunta del Banco de Inglaterra y el respaldo de las acciones de Prescott Bush a favor de Hjalmar Schacht del Banco de Inglaterra y de Brown Brothers Harriman.
Dados los hechos de la crisis que está a punto de azotar con gran fuerza en los primeros diez días después del cierre del año contable del Congreso de EU, y a la luz del intento de ejecutar los "rescates" continuados, no puede haber posibilidad de que las fuerzas que controlan la carrera del títere británico Barack Obama no pretendan cabalmente llevar a cabo un golpe de Estado comparable al de Adolfo Hitler.
Solo hay un remedio para Estados Unidos y la comunidad de naciones transatlánticas: Volver a promulgar de inmediato la ley Glass-Steagall de 1933.
No solo es indispensable la promulgación inmediata y en caliente en este momento; desechar las cuentas de lo que se puede atribuir propiamente a la banca especulativa, es una condición inmediata de la existencia continuada de nuestra nación soberana como forma democrática de república soberana modelada según las intenciones del Preámbulo que se expresa en la fundación de la Constitución Federal de EU. Cualquier funcionario que se oponga al sostenimiento de esas disposiciones de nuestra Constitución es tan culpable como un traidor que actúa contra la existencia misma de nuestra república.
Existen los remedios a las actuales aflicciones de nuestra república, a condición de que todas las medidas que no sean congruentes con la promulgación inmediata de la Glass-Steagall sean anuladas. Esta sería la expresión eficiente de nuestra devoción patriota al sostenimiento continuado de nuestra república contra la actual dictadura virtual británica imperial y la violación del pueblo estadounidense mediante el fraude del "rescate financiero".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí