jueves, 29 de diciembre de 2011

[RedLuz] Descarada declaración de guerra bacteriológica #GlobalrEvolution #noalosrecortesdeRajoy #15M #spanishrevolution #democraciarealya #1Persona1Voto


La Junta Nacional Asesora de Ciencia para la Bioseguridad pide a 'Nature' y 'Science' que omitan la información relativa al nuevo virus, arguyendo que podría ser utilizada para desatar el pánico entre la población.
La Junta Nacional Asesora de Ciencia para la Bioseguridad (NSABB) de Estados Unidos pidió ayer a dos revistas científicas que no publicaran los datos de dos estudios sobre dos nuevas cepas de gripe aviar que se extienden más rápidamente a los humanos y que han sido creadas en un laboratorio, ante el temor de que puedan convertirse en un arma. Ambas publicaciones han difundido sendos comunicados en que expresan su descontento ante lo que consideran un caso de censura.
La gripe aviar no ha mutado hasta el punto de que pueda contagiarse entre seres humanos. Según las revistas, dos laboratorios han conseguido crear una cepa que se puede transmitir más fácilmente a los humanos, aunque la Junta Nacional pretende que dicha información no caiga en malas manos.
Los laboratorios están dirigidos por Yoshihiro Kawaoka, de la Universidad de Wisconsin-Madison, y Ron Fouchier, del Centro Médico Erasmo en Rotterdam.
El Instituto Nacional de Salud coincide con la tesis de la Junta Nacional, que ha proporcionado algunas recomendaciones no vinculantes para mantener en secreto los elementos claves del estudio, si bien señala que el Gobierno está trabajando en un sistema que permita a la comunidad científica acceder a la información.
Las publicaciones se han opuesto a la petición aduciendo, en palabras de Philip Campbell, redactor jefe de Nature, que "es esencial para la salud pública que todos los detalles de cualquier análisis científico de virus de gripe puedan estar disponibles para los investigadores". "Estamos discutiendo con las partes interesadas acerca de cómo, en el escenario planteado por la NSABB, permitir el acceso apropiado a los métodos y datos científicos", añade Campbell.
Por su parte, el redactor jefe de Science, Bruce Alberts, explica en una nota que la Junta Nacional pidió a la revista que borrase los detalles de los métodos y mutaciones específicas de virus antes de publicar el artículo de la investigación de Fouchier. "La NSABB ha enfatizado la necesidad de tapar los detalles de la investigación para que no caigan en malas manos", explicó.
Alberts destaca que los científicos que estudian la gripe tienen el derecho a conocer los detalles de la investigación para poder proteger al público. "Nuestra respuesta dependerá de los próximos pasos que dé el Gobierno de Estados Unidos para crear un plan transparente y por escrito para asegurar que cualquier información que se omita en la publicación se proporcionará a los responsables científicos que lo pidan, como parte de su derecho a mejorar la seguridad y sanidad pública", añadió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí