domingo, 8 de enero de 2012

Contra la violencia domestica #15M #1Persona1Voto #spanishrevolution #democraciarealya #globalrevolution #nolesvotes


 EN CONTESTACION A LA AUTORA DE ESTE REPORTAJE LA FEMINAZI QUE ABAJO FIRMA
¿Qué pasaría si, como ha sucedido este año con las mujeres en España, hubieran sido asesinados 60 políticos, 60 taxistas o 60 fontaneros?, nos preguntábamos en Twitter. Una sociedad acostumbrada a la información-espectáculo se aburre si no hay novedades y las mujeres muertas a manos de quienes un día dijeron amarlas se repiten demasiado. A algunos, no a todos por fortuna, les cansa.
El nuevo Gobierno ha dado un giro de tuerca: Público lo denunció al titular, sin temor a las palabras, "Mato rebaja la violencia machista a violencia en el entorno familiar" y la protesta llevó a la ministra a rectificar: "No hay un cambio en la terminología". Por más que otras mujeres en cargos del PP abunden en el nuevo sesgo. No es casual. No es inocuo. El dios que rigió por mor del franquismo pedía callar ante los palos del amo y marido. Matrimonios indisolubles que la mujer abnegada debía sostener en su sagrado papel de esposa sin que una queja saliera del "entorno familiar". Varias generaciones han sido así educadas. Y el machismo aflora con levantar el envoltorio de papel, siquiera en peligrosas semánticas o insultos como el jocoso "feminazi".
Tres mujeres más muertas ya en los seis primeros días del año. De seguir así se duplicará con creces la cifra de 2011. Cuando se vacían las palabras, se desinflan las ideas. La presunta debilidad de la mujer nace de su potencial para coprocrear, albergar, hacer crecer y alumbrar una vida. Del oscurantismo desinformado. Una mujer alerta no puede seguir tolerando ataques a su dignidad.
Rosa María Artal es periodista y escritora
Luis Herrero ha entrevistado al psiquiatra José Miguel Gaona sobre el uso de la expresión violencia de género por parte del PSOE.


Este lunes un hombre ha matado a su mujer en Roquetas de Mar. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de Ana Mato emitía un comunicado condenando el asesinato y refiriéndose al mismo, no como violencia de género o violencia machista, sino como violencia en el entorno familiar.
Las protestas socialistas no se han hecho esperar. Luis Herrero ha hablado con el psiquiatra José Miguel Gaona que ha subrayado que "la simbología es lo que nutre toda nuestra lógica, por ello si los conceptos están alterados desde el principio nuestra lógica también lo estará".
Gaona ha explicado que "en los países civilizados del mundo habitualmente se le llama violencia doméstica y no violencia de género". Esta expresión "se introdujo después de un congreso de las feministas, o mejor dicho de las ultras-feministas, que hubo en Pekín hace unos 10 años en el que con objeto de criminalizar de manera exclusiva al varón de la violencia que ocurre en el entorno del hogar se propuso el términoviolencia de género".
"Todo eso lo aliñamos con un montón de millones de euros a asociaciones que para nada ayudan a la familia, sino que da la impresión que enconan a ambos miembros de la pareja". El psiquiatra José Miguel Gaona ha remarcado que "no podemos olvidar que no solamente no ha disminuido con las supuestas y maravillosas leyes del anterior Gobierno el tema de la violencia doméstica, sino que incluso ha aumentado".
Además ha añadido que "esconde otras oscurísimas realidades, dos tercios de los asesinatos de niños están cometidos por sus madres y a nadie se le ocurre hablar de la violencia femenina hacia estos infantes". Gaona ha indicado que "hay otro factor indudable, los suicidios en España en varones se ha disparado, pero parece que a nadie importa. Qué está pasando, a dónde llega o que está sucediendo para que alguien se encuentre tan desesperado, mate a su pareja y luego se suicide.
Gaona ha explicado que "los holandeses, que me da la impresión que van más adelantados que nosotros, tienen casas refugios para hombres que se encuentran en situaciones límites" y ha insistido en que "la violencia doméstica, que no la de género, tiene una serie de aristas en las que los varones también están involucrados y en muchas ocasiones son víctimas y verdugos".
Ana Mato rectifica
La ministra ha rectificado este martes y ha dicho que "da igual cómo lo llamamos". Gaona ha asegurado que "se abrió ayer un atisbo de esperanza, vamos a empezar a llamar a las cosas como son, pero hoy hemos recibido un jarro de agua fría".
El psiquiatra ha contado En Casa de Herrero que "he tenido en el Congreso reuniones con algunos de los grupos que se dedican al estudio de este tema y hemos intentado hacerles ver". Según Gaona, "todo el mundo en petit comité nos da la razón y dicen que por supuesto las leyes deben ser iguales para hombres y mujeres". Sin embargo, "vivimos unos años de lo políticamente correcto, en lo que parece que todo el mundo quiere decir lo que los otros esperan y no lo que los otros piensan en la intimidad".
Como muestra de esa espiral ha puesto como ejemplo la petición realizada esta semana por parte de "una representante de no sé qué asociación de la Junta de Andalucía que pedía medidas más duras hacia aquellos hombres que se les absuelve de malos tratos sin pruebas".
Gaona ha mostrado su sorpresa, "en qué país occidental se puede pedir que en un momento dado se castigue o condene a una persona sin pruebas, hasta en la época de Stalin imagino yo que tendrían abogado defensor".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí