martes, 10 de enero de 2012

El acusado por comprar cocaína con dinero de los ERE apunta a la Junta #GlobalrEvolution #nolesvotes #noalosrecortesdeRajoy #15M #spanishrevolution #democraciarealya #1Persona1Voto


El ex director general de Empleo de la Junta, Francisco Javier Guerrero -imputado por los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) fraudulentos-, ha insinuado, a través de las declaraciones de su abogado, que la Junta de Andalucía podría estar detrás de la declaración de su chófer, Juan Francisco Trujillo, que afirmó en acto judicial que parte de los 900.000 euros que percibió en ayudas de su jefe las utilizó en comprar cocaína, antigüedades y ropa para él.
Así lo manifiesta su referencia expresa a Susana Díaz, secretaria de organización del PSOE andaluz y mano derecha de José Antonio Griñán. Según el abogado de Guerrero, Fernando de Pablo, no tienen fundamento las declaraciones de su chófer y su cliente le ha encomendado proceder judicialmente contra éste y las demás personas que se están haciendo eco de sus manifestaciones, como la secretaria de Organización de Griñán, Susana Díaz, que calificó los hechos muy graves "de ser así" y pidió castigo inmediato para los culpables.
Desde el principio del caso de los ERE fraudulentos, la Junta de Andalucía y el PSOE defendieron que el caso era el caso de una sola persona y señalaron a Francisco Javier Guerrero, el ex director general, como el único culpable de lo ocurrido. No obstante, y aunque el ex director general ha guardado silencio sobre el particular, los hechos revelaron que las responsabilidades por este caso iban mucho más allá de un simple director general y se extendían incluso a la maquinaria del partido, como lo demuestra el hecho de que las zonas controladas por el sector del PSOE sevillano dirigido por José Antonio Viera, bajo cuyo mandato como consejero de Empleo comenzaron a emplearse los procedimientos irregulares, fueron beneficiadas por el dinero de los ERE y las subvenciones.
La intervención de la Junta hizo llegar diversos informes al consejero de Economía y Hacienda de entonces, el propio José Antonio Griñán, desaprobando estas prácticas por irregulares y ajenas al derecho administrativo.
El PP apunta a Griñán como máximo responsable
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el secretario general del PP andaluz,Antonio Sanz, señalaron al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, como responsable del nuevo escándalo de los ERE por considerar que el mandatario socialista tenía una responsabilidad "directa"en el comportamiento de Francisco Javier Guerrero.
Según Cospedal, la sociedad todavía está esperando que Griñán dé explicaciones sobre una situación que se produjo cuando ocupaba el cargo de consejero de Economía y al frente de la Junta estaba Manuel Chaves.
Sanz añadió que es "terrible" que en una Comunidad como la andaluza, con 1.200.000 parados, se produzcan episodios de esta naturaleza. El dirigente del PP-A manifestó que lo desvelado por el chofer de Guerrero es "sobrecogedor e impactante", es un "mazazo" para la opinión pública y evidencia el "descontrol" sobre los fondos públicos. Luego subrayó que es "indecente, impresentable e intolerable" que los fondos públicos destinados a los parados de Andalucía fueran utilizados a comprar cocaína y a sufragar fiestas y copas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí