viernes, 27 de enero de 2012

La Fábula del Funcionario Malvado #GlobalrEvolution #noalosrecortesdeRajoy #15M #spanishrevolution #nolesvotes #democraciarealya #1Persona1Voto

Érase una vez una nación en la que todo el mundo era feliz, donde:
>
> - Un nene semianalfabeto sin la ESO se ponía a apilar ladrillos y
> ganaba 4.000 euros al mes.
>
> - Marroquíes y rumanos parían a sus hijos porque cobraban 2.500 euros
> y tenían guarderías gratis.
>
> - Un ecuatoriano se traía a toda su familia a operarse de lo que hiciera falta.
>
> - Los ministros se entretenían encargando estudios estúpidos sobre la
> reproducción de la lagartija espongiforme.
>
> - A la oposición le regalaban trajes y se iban a puticlubs gastos
> pagados por el ayuntamiento de turno.
>
> - En el Senado se ponían traductores.
>
> - El mago bueno ZP cuidaba de todos.
>
> - Todo era feliz y feliza.
>
>    Pero en este bonito país no todo era perfecto, había un malvado
> llamado "El funcionario", con fama de vago entre los vagos, con fama
> de tomador de cafeses y fumador de cigarros, de trato famosamente
> desagradable, que se suponía forrado y sinvergüenza, y que
> probablemente vivía de lo robado a los honrados banqueros y políticos,
> a los honrados curritos que no defraudaban (sólo preguntaban con IVA o
> sin IVA).
>
> Eso sí, se dejó hasta las cejas estudiando primero la carrera y luego
> la oposición, que ganó después de tiempo que no pudo salir ni a
> tomarse una copa.
>
>    Pues bien, el otro protagonista era un tierno obrero salido de un
> instituto con 18 años sin aprobar ni siquiera el recreo, llamado
> Jonathan, que volvió un día del tajo y decidió comprarse un BMW serie
> 3 con el Pack Sport, llantas, y le puso fluorescentes y un equipo de
> música con subwoofer. Y además se compró una casita pareada.
>
>    En el banco, el señor director, muy amable le prestó el dinero sin
> ningún problema, mejorando su petición con más dinero que también le
> prestó para que se diera un homenaje en la Riviera Maya.>
>    Pasó el tiempo, y un mal día a Jonathan lo echaron del trabajo,
> ¿con qué iba a pagarse sus vicios?. Y sobre todo, ¿su BMW?. Apurado
> fue a ver al Sr. Director del banco, que, muy simpático él, no pudo
> ayudarle, a pesar de que se desvivía por los necesitados. El Sr
> director, compungido, al ver que Jonathan no podía pagar, y que él no
> cobraba, fue a ver al mago bueno, a ZP.
>
>    Mientras... el malvado funcionario seguía trabajando en la sombra,
> envidioso él de nuestro amigo, que no tiene estudios y dilapidaba los
> euros que ganaba.
>
>    Un buen día, a nuestro mago bueno ZP, lo llamó papá Obama y mamá
> Merkel y le dijeron que esto no podía seguir así.
>    La solución estaba clara, salvar a Jony y fastidar al malvado. Le
> bajamos el sueldo al despreciable funcionario y ya está.
>
>    Secuencia:
> - Johathan no paga lo que debe al banco.
> - El banco no cobra.
> - El banco le pide pasta al Gobierno.
> - El Gobierno se la da quitándosela al funcionario; o sea,
> - El BMW y la casita lo paga el funcionario con su 5%.
>
> Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.
>

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí