viernes, 6 de enero de 2012

Muere otro ser humano en un centro de internamiento para extranjeros, esta vez en el de la Zona Franca de Barcelona #15M #1Persona1Voto #spanishrevolution #democraciarealya #globalrevolution #nolesvotes


  • tamaño fuente reducir tamaño fuente aumentar tamaño fuente 
  •  
Muere otro ser humano en un centro de internamiento para extranjeros, esta vez en el de la Zona Franca de Barcelona
Un interno de 21 años ha muerto la madrugada de este viernes en el Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona. El joven llevaba encerrado desde el 22 de Diciembre, sin más delito que se extranjero. Internos inician Huelga de hambre en protesta.
Agencias
 Un tercio de los internos en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona, una cincuentena, han iniciado una huelga de hambre por la muerte de un joven de 21 años.
   Un inmigrante de Guinea-Conakry ha muerto esta madrugada después de encontrarse mal y tener dificultades para respirar, han informado a Europa Press fuentes policiales.
   Algunos internos, como protesta, han iniciado la huelga de hambre porque aseguran que el fallecido había pedido asistencia médica por la tarde y no se la dieron, un extremo que han desmentido desde la Policía Nacional.
   De hecho, la Policía asegura que quienes han iniciado la huelga no son los compañeros o compatriotas del guineano, sino un grupo de argelinos y marroquíes que no es la primera vez que protestan en el CIE, y que según su versión lo hacen para aplazar su expulsión.
   Según fuentes cercanas a los internos, compañeros del chico afirman que este jueves por la tarde pidió ser atendido porque no se encontraba bien, aunque los policías alegan que no le entendieron porque no había ningún traductor.
   En cualquier caso, la autopsia ha confirmado que se trata de una muerte natural, con toda probabilidad por un infarto, y según asegura la Policía, en el informe médico del joven no consta haber solicitado asistencia médica el día de su muerte.
   Sí aparece que el día 27 de diciembre fue atendido por el médico por una gripe, pero ningún otro requerimiento.
   La noche de su muerte el guineano cenó con normalidad y se acostó en la celda donde estaba recluido junto con otros cinco compañeros, que se despertaron alertados al escuchar sus dificultades para respirar, siempre según la versión policial.
   Los vigilantes le atendieron tras ser alertados por los internos y le hicieron la reanimación hasta que llegó la primera ambulancia.
   Según ha indicado a Europa Press el Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM), recibieron el aviso a las 00.54 horas y trasladaron al lugar dos ambulancias medicalizadas, pero no pudieron remontarle.
   El forense certificó la muerte pasadas las dos de la madrugada por "muerte súbita" y desde un primer momento se ha descartado cualquier tipo de violencia, han indicado las citadas fuentes.
   El joven llevaba internado en el centro desde el 22 de diciembre a la espera de ser expulsado a su país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí