martes, 21 de febrero de 2012

¿Estamos ante la resurrección de los grises? #15M #spanishrevolution #nolesvotes #democraciarealya #1Persona1Voto #globalrevolution


La ciudad de Valencia desde hace unos días está viviendo su "Primavera Valenciana" (como los propios manifestantes han bautizado) a consecuencia de una serie de protestas por estudiantes del IES Luis Vives, por el mal aclimatamiento de sus aulas, y que posteriormente derivaron en gran cantidad de detenciones y abusos policiales contra manifestantes, muchos de ellos menores (Ver vídeo).

La Policía está llevando a cabo una operación de barrido excesiva y con cargas brutales, dejando a su paso heridos, algunos de gravedad, entre manifestantes, periodistas y transeúntes.

En toda manifestación siempre hay algún que otro "exaltado" que pretende crear malestar y originar revueltas contra la Policía, y quien lo niegue, miente. Pero ya pudimos comprobar, como durante el 15M, y los distintos sucesos ocurridos en comunidades como la catalana, la misma Policía infiltraba de paisano a numerosas unidades las cuales creaban malestar dentro del grupo de manifestantes, intentando dando lugar a revueltas y cargas policiales. (Podéis recordarlo viendo el siguiente video).

Se supone que el deber del policía no debe ser otro que el de proteger al ciudadano y velar para que no se produzcan determinados altercados, pero ¿y cuando los altercados son provocados por ellos para conseguir la descalificación de un movimiento?¿Que ocurre cuando son ellos los que agreden a manifestantes pacíficos y menores? (Podéis ver otro vídeo en el que la policía lanza contra un coche a dos chicas en Valencia).

Pero no debemos olvidar que para bien o para mal, en el 95% de los casos, estos agentes se limitan a acatar órdenes de superiores, y estos, de POLÍTICOS. Algunos de ellos como el Ministro del Interior, Fernández Díaz, reconoce que ha podido cometerse algún que otro exceso policial. En cambio, otros políticos que vivieron momentos de tensión en concentraciones ante su casa como Gallardón, apuestan por la erradicación de todo tipo de concentraciones, argumentando que los únicos agredidos fueron los agentes de policía. Cierto señor Gallardón, podemos observar en las miles de fotografías tomadas por periodistas y por los propios manifestantes, como estos agredían con sus cabezas las porras de los policías ...

Pero no hace falta acudir a los ministerios. Basta con ir en busca de la Delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana: la señora Paula Sánchez de León, quien respalda la actuación policial. Es obvio que esta señora, durante el régimen franquista, hubiese estado en su salsa con este tipo de actos violentos. Recordarle a la señora Sánchez de León, que en este caso muchos de los agredidos y manifestados eran menores, o por lo menos originariamente, y que simplemente por vergüenza y respeto a las asociaciones de padres (dispuestas a denunciar) debería dimitir por no solo permitir, sino además defender este tipo de acciones.

Al parecer, médicos han afirmado en la SER que los mismos partes de los heridos están siendo intervenidos por manos policiales: ¿Estamos ante la resurrección de los grises?

Yo no se a día de hoy si debemos sorprendernos de las actuaciones policiales que se están llevando a cabo con extrema dureza, ya que el Partido Popular en cierto momento ya argumentó que no permitirían ciertas formas de protesta tales como las derivadas al movimiento 15M y a las Acampadas.

A título personal, solo me queda seguir animando a todos los manifestantes a que sigan haciéndose oír legal y pacíficamente (a diferencia de la policía). Las detenciones son solo un instrumento disuasorio del manual del policía para que el resto tome ejemplo y les entre el pánico. No deben dejar que les ahoguen sus voces libres en ningún momento. Tan sólo deben pensar en una cosa: La policía, tiene un horario laboral establecido, del que no se saldrán; mientras que los estudiantes y parados, tendrán todo el tiempo del mundo para protestar. Que no se les olvide.

Sean bienvenidos de nuevo, a la España de la represión.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí