domingo, 19 de febrero de 2012

LA PREPOTENCIA DE RAJOYSTAN los españoles no van a entorpecer la tarea del Gobierno. #GlobalrEvolution #15M #spanishrevolution #democraciarealya #1Persona1Voto #nolesvotes #RenovablesOFF #19FTomaLaCalle


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, volvió hoy a hacer un retrato extremadamente pesimista de la situación económica de España, asegurando que la crisis no ha tocado fondo y que en estos primeros meses la tarea del Ejecutivo, más que reconstruir, es "frenar el deterioro y dejar que las cosas dejen de ira a peor". "Yo no voy a engañar a nadie. Esta es la realidad, y tenemos que ser conscientes de ella, si queremos actuar con eficacia", añadió.
   Asimismo, avisó indirectamente a los sindicatos, que hoy protestan en distintas ciudades, que España dejará atrás a los que pongan obstáculos en el camino y que los españoles no van a entorpecer la tarea del Gobierno.
   Durante la clausura del XVII Congreso que el PP ha celebrado este fin de semana en Sevilla, el jefe del Ejecutivo volvió a reiterar el profundo deterioro de la economía española, destacando que lo que están haciendo ahora es "poner barreras a la destrucción", pero que la tarea no es fácil, ni hoy, ni en bastante tiempo, subrayando además que dada la gravedad de los problemas, "no se van a resolver en dos tardes, y que las medidas no serán siempre agradables".
   En estas circunstancias, Rajoy cree que la única pregunta que se debe hacer es si están preparados para acometer la tarea, reiterando que en cualquier caso será difícil, más que la otra vez cuando gobernó el PP, costará mucho esfuerzo, no será agradable, aunque cree que "los españoles están de acuerdo".
   En este contexto el jefe del Ejecutivo defendió la reforma laboral, aunque volviendo a repetir que "ninguna de estas medidas ni otras que" ya han tomado "hará milagros por sí sola, ni siquiera todas juntas".

RESPUESTAS A LAS MANIFESTACIONES

   Sin referirse directamente a las manifestaciones que en contra de la reforma laboral se celebran este domingo en toda España, Rajoy dijo que sabe que "algunos intentan desarbolar esta voluntad mayoritaria de recuperación" y que es natural que protesten a los que no les gusta lo que hace el Gobierno, quizá porque les gustaba más lo que había antes.
   En cualquier caso, se mostró seguro de que los españoles no van a sacrificar esta oportunidad "entorpeciendo la tarea del Gobierno en el que han puesto esperanza". "España entera arrimará el hombro y dejará atrás a los que pongan obstáculos en el camino", añadió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí