martes, 27 de marzo de 2012

El 4 de Abril la Tierra sufrirá una serie de terremotos en cadena, según el fallecido astrónomo italiano Bendandi #GlobalrEvolution #noalosrecortesdeRajoy #15M #spanishrevolution #nolesvotes


El 4 de Abril la Tierra sufrirá una serie de terremotos en cadena. según el fallecido astrónomo italiano Bendandi

En anteriores artículos hemos comentado algunas teorías que hacen presagiar la existencia de ciertos fenómenos preocupantes. Hasta ahora todo el mundo está esperando al 21 de diciembre del 2012 para ver si ocurrirá algo en ese fatídico día.
Se cree que el campo electromagnético que protrege la Tierra de las radiaciones solares está decreciendo en fuerza. Por otro lado nos encontramos al final del ciclo solar que cada once años completa el Sol. Se sabe , desde que existen registros, que las tormentas solares se dan con mayor virulencia en esta fase final del ciclo. Si unimos ambos hechos y los hacemos coincidir , las consecuencias podrían ser catastróficas.
Junto a ello numerosos indicios apuntan, según algunos expertos, no todos, a que existe la posibilidad de que se esté iniciando un cambio de polaridad de la Tierra.
Junto  a estos hechos también nos encontramos con que durante 2011 y fundamentalmente en 2012 se van a dar una serie de alienaciones de planetas, combinación de la que no se tiene constancia histórica anterior y de la que se desconocen las consecuencias que pueda provocar en el campo electromagnético de la Tierra, si es que realmente se produce alguno.
Todos estos puntos han sido analizados en profundidad en anteriores artículos que podeis consultar.
Sin embargo, existe la posibilidad de verificar si estos hechos pueden tener alguna consecuencia en el devenir de la humanidad , y lo podemos hacer antes del 21 de diciembre.
En 1979 murió el astrónomo italiano Bendandi, creador de una teoría mediante la cual era capaz de predecir con relativa exactitud la fecha y el lugar en el que se iban a producir terremotos.
Su teoría es bastante sencilla conceptualmente: Si la atracción que se produce entre la Tierra  y la Luna ocasiona los cambios en la mareas, la posición del Sol y su interrelación con los planetas puede ejercer su influencia sobre la Tierra. Puede alterar el electromagnetismo, el ritmo del núcleo líquido de Hierro del centro de la Tierra, los flujos de magma, los movimientos de las placas,… de igual manera que el agua del mar lo hace por influencia de la Luna.
No voy a entrar en consideraciones científicas de si es posible o no, simplemente voy a dar una serie de datos y fechas que podremos  seguir todos a corto plazo. Si se cumplen, Bendandi tendría razón y si no se cumplen, probablemente estaría equivocado. El problema sin embargo, no es que esos terremotos se produzcan, que también lo es. El problema es que si esos hechos predecidos por el astrónomo se cumplieran, es más que que probable que el resto de teorías apocalípticas estén más cerca de ser reales.
Pasemos a los hechos. Bendandi antes de morir, dejó una serie de predicciones en base a las alineaciones excepcionales que se producirían el 11 de Mayo de 2011 y el 5 de Abril de 2012.
El 11 de mayo de 2011 se produjo la alineación de Venus, Mercurio y Jupiter. Para esa fecha Bendandi predijo  que se produciría un terremoto en la zona de Roma, aunque según  el simólogo Gianpaolo Giuliani, el lugar no estaba tan exactamente indicado. En esa misma fecha se produjo el terremoto de Lorca. Hombre, decir que acertó del todo sería exagerar, pero si lo miramos desde la prespectiva  del tamaño total de la Tierra, Lorca está relativamente cerca y el hecho fue anormal en su virulencia dada la zona en la que se produjo. Dejémoslo ahí.
El 5 de Abril de 2012 una nueva alineación unida a un periodo de elevada actividad solar supondrá, según Bendandi, la existencia de multitud de terremotos en todo el mundo, muchos de ellos de categoría “superterremoto”, que dejarán  a la Tierra, y cito sus pala palabras, “con manchas de leopardo“.
Sin necesidad de ser agorero, esperemos a ver que ocurre en esas fechas, un par de días arriba o abajo. Si por desgracia ocurrieran esos terremotos, deberíamos intranquilizarnos un poco. Si por el contrario las predicciones no se cumplieran, podríamos pensar que el resto de sucesos apocalípticos no se cumplirán.
De todas formas será mejor esperar al día 5 de Abril, y de reojo al 21 de diciembre. Particularmente creo que no ocurrirá nada, tan catastrófico, que ponga en peligro a la Humanidad.
Es lo que me gusta creer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí