domingo, 20 de mayo de 2012

¿Quiere Alemania romper la Zona Euro? #democraciarealya #marchascongreso #GlobalrEvolution #15M #nolesvotes


Sí se va haciendo poco a poco evidente es que la estrategia económica de tierra quemada aplicada por la elite alemana en la Zona Euro a través del gobierno de Merkel pone en peligro el proyecto europeo,
Los medios de comunicación pretenden ser neutrales e independientes respecto del poder político. El hecho histórico de su progresiva comercialización puede jugar a favor de su independencia del Estado, pero también puede subordinarlos a nuevas fuerzas heterónomas: la economia financiera como actor político.
Ríos de tinta han corrido sobre este tema en las últimas décadas: ¿son los políticos rehenes de los medios de comunicación o más bien al contrario? La respuesta a esta pregunta es compleja y dinámica. Solamente hace falta comparar diversos momentos históricos y puntos geográficos para llegar a conclusiones diferentes o incluso opuestas.
Sin que se dé siempre esta oposición, en ocasiones podemos encontrarnos una especie de orquesta bien coordinada de medios de comunicación y elite política trabajando al unísono, con repartición de tareas. Parece ser el caso de la política alemana actual con respecto a la Zona Euro.
Es el modo de operar que se observa de los dirigentes políticos alemanes y los mayores referentes de la prensa del país. Desde que las elecciones en griegas del pasado domingo arrojaran resultados contrarios a los deseos del directorio berlinés, la consigna ha sido clara: Grecia tiene que salir del Euro.
Como si de una ópera se tratara, con división de papeles adecuada a la situación: los políticos más destacados del gobierno niegan de forma puramente formal y diplomática que Grecia tenga que abandonar la Zona Euro. En privado, por el contrario, los comentarios que son filtrados a los medios de comunicación son bien distintos.
Por su lado, la prensa, tanto en su versión sensacionalista como intelectual va preparando el camino para una quiebra y salida del país heleno, ya sea disfrazada como salida voluntaria o como expulsión pura y dura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz tus comentarios aquí