miércoles, 13 de junio de 2012

Cospe, vete haciendo la maleta. Tu no conoces al señorito jejejejejej de todas formas para los mortales marcharos los dos y bien lejos. #GlobalrEvolution #noalosrecortesdeRajoy #15M #spanishrevolution #nolesvotes


Nadie en la calle madrileña de Génova, sede nacional del Partido Popular, duda ya de que María Dolores Cospedal no cuenta con la simpatía  de la mayoría de los barones del PP, ni tampoco con los favores de La Moncloa, donde la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría mantiene un duro y cainita pulso por el poder con la secretaria general del PP, que sí tiene, al menos por ahora, el tímido apoyo de Mariano Rajoy.
La vuelta de Arenas“Arenas forever”, dicen los seguidores del sevillano, que a decir verdad son bastante más numerosos que los partidarios de la secretaria general. Según fuentes del PP consultadas por ELPLURAL.COM, “Arenas no habría dado un paso tan importante (abandonar Andalucía y traerse a Madrid a su “número dos”, Antonio Sanz) sin el consentimiento y el apoyo de Mariano Rajoy”. Pero no menos cierto es que el presidente del Gobierno no está dispuesto por ahora a relevar a María Dolores Cospedal, ni a poner a Javier Arenas como coordinador general, como así se lo pidió el actual vicesecretario de Política Territorial en el Congreso de Sevilla del pasado mes de febrero. Solicitud reiterada (y denegada) hace pocos días.
Imagen de previsualización de YouTube
¿Y un coordinador entre el partido y el Gobierno?Las mismas fuentes, precisan que lo que necesita el PP es un hombre puente entre el partido y el Gobierno; “un coordinador, al estilo Pepiño Blanco en el PSOE, capaz de unificar criterios entre Génova y Moncloa”. Organizador que debe contar con el apoyo de, al menos, uno de los dos bandos enfrentados, Sáenz de Santamaría-Cospedal, “y que sería aconsejable que estuviera sentado en el Consejo de Ministros”, dicen las fuentes, toda vez que a Cospedal no se la puede apartar de la Secretaría General del partido. Para ello sería necesaria una crisis de Gobierno y que Rajoy diera entrada a Arenas en el nuevo Ejecutivo.
Dialogante y “campeón”De cariz y talante va sobrado Javier Arenas, que desde hade dos décadas cuenta con el marchamo de un político dialogante y “amigo” de la prensa; “un campeón de la comunicación”, añaden de forma desenfada las fuentes de Génova, “capaz de devolver al PP el protagonismo mermado desde que Cospedal es la dueña y señora de la séptima planta”. Y es que pocos dan “un duro” por el equipo con el que la secretaria general pretendía “comerse el mundo”, lamentan, “al final no nos hemos comido ni el agujero de un Donuts”.
Equipo desastrosoY como prueba de ese “desastroso equipo” las recientes declaraciones de José María Beneyto, diputado por Cuenca, portavoz de Exteriores del PP en el Congreso y coordinador de Estudios de la Ejecutiva, recientemente desautorizado y apartado del sanedrín bancario después de que dijera que un rescate económico a España “no sería el apocalipsis”. O el responsable de Sanidad y consejero también de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, que despreció a los pensionistas asegurando que pagar por las recetas equivalía a “tomarse cuatro cafés”. O el propio vicesecretario general de Organización, Carlos Floriano, desautorizando a Luis de Guindos, para al día siguiente dar marcha atrás. O el secretario Electoral, Vicente Tirado, al que le viene “muy grande” el despacho de Génova…Todos ellos hombres de confianza e impuestos por Cospedal.
Recuperar la confianza…Así las cosas, en el PP saben que necesitan a un comunicador como Javier Arenas, toda vez que Cospedal ha demostrado no llegar al gran público. “Carece de oratoria, se repite constantemente y gira sobre una palabra hasta que encuentra la salida, que no siempre da con ella”, reconocen a este periódico fuentes del gabinete de prensa. Por eso los barones reclaman a alguien con la experiencia del andaluz, capaz de transmitir confianza, “que es de lo que, precisamente, carecemos en estos momentos”, sentencian.
…Y la comunicaciónSi a esto le añadimos que La Moncloa tampoco está acertando en su política de comunicación, entonces, se hace más necesaria todavía una voz que pudiera transmitir, “vender”, los logros del Gobierno. “No consiste en ningunear a Soraya”, que a decir verdad tampoco alcanza la excelencia en las ruedas de prensa de los viernes, “sino en abrir el partido, la comunicación, a todos los frentes, mediáticos y redes sociales”, finalizan diciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz tus comentarios aquí