jueves, 21 de junio de 2012

El ciudadano Felipe de Borbón también ejerce de lo suyo: Defiende las reformas antisociales del gobierno y se ríe de los ciudadanos #GlobalrEvolution #noalosrecortesdeRajoy #15M #spanishrevolution #nolesvotes


Dice que "nuestros sueldos" vuelven a ser competitivos. Olvidó decir, claro, que cuando se refiere a "nuestros", está hablando, única y exclusivamente, de los "suyos", es decir, de los que perciben él y su familia por vivir del cuento. Además, hace una defensa a ultranza de los recortes de Rajoy.
Prensa/Kaosenlared
El Príncipe Felipe está de visita por los EEUU y, como no podía ser de otra manera, lo está haciendo ejerciendo de lo suyo: defender los intereses de las multinacionales españoles y actuando como una punta de lanza más de la burguesía española en su ataques sin tregua contra los derechos e intereses de las clases trabajadoras españolas. Entre otras cosas, para no ser menos que su querido padre, el principito ha defendido las reformas antisociales del Gobierno español, y, en especial, en lo relativo a la moderación salarios.
En un encuentro con representantes de empresas estadounidenses en la sede en Manhattan de la escuela de negocios IESE, Don Felipito, "el preparado", declaró que "nuestros precios y salarios están marcando el ritmo del retorno al sendero de la competitividad y, al mismo tiempo, nuestras familias están reduciendo sus niveles de deuda mientras mejoran su ahorro". Obviamente, se debe estar refieriendo a los precios que él suele pagar por las cosas que consume, esto es: nada, y al salario que reciben los miembros de su familia. De lo contrario, no se entiende. 
El ciudadano Felipe de Borbón admitió que una parte de los problemas económicos de España son "domésticos". A este respecto, el Príncipe de Asturias declaró que "nuestro Gobierno está introduciendo reformas muy profundas que deberían ponernos en camino de corregir los desequilibrios económicos que hemos acumulado en épicas recientes". El heredero de la Corona también declaró que las perspectivas de España "es el resultado de la fortaleza de nuestras empresas". Sobre la pérdida de derechos de las clases trabajadoras, la reforma laboral, la reforma sanitaria, la subida del precio de las tasas universitarias, etc., etc. ni una palabra. ¿Para qué? No vaya a ser que esas empresas fortalecidas de las que habla le vayan a leer la cartilla por salirse de la línea marcada. 
La visita de los Príncipes al país norteamericano está orientada para reforzar la proyección de la imagen de España buscando, a su vez, la cooperación bilateral. Esto es, orientada a ejercer como portavioz de las multinacionales españolas que operan o quieren operar en el "gigante americano", y, como tal, debe dejar claro que aquí, en el estado español, los intereses de tales empresas son lo primero, y que los derechos sociales y laborales de los trabajadores importan de poco a nada. Vamos, lo que viene a ser ejercer de Principe o de Rey. 
Cada día es más obvio que la Monarquía española no solo es parte de la clase explotadora, sino que, por encima de todo, es uno de los principales bastiones del ataque de esta contra los trabajadores y trabajadoras del estado. Y el que no quiera verlo ya, o es ciego, o es tonto, o ambas cosas a la vez...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí