domingo, 10 de junio de 2012

El estado pone en una bandeja de derechos sociales y laborales 100.000 millones de euros para la banca #democraciarealya #marchascongreso #GlobalrEvolution #15M #nolesvotes





El ministro de Economía, Luis de Guindos, compareció para informar del acuerdo alcanzado por los miembros del Eurogrupo, que tras una reunión de más de tres horas por videoconferencia, decidieron habilitar hasta 100.000 millones de euros para rescatar a los bancos españoles con dificultades.
De Guindos utilizó su comparecencia para negar que se trate de un rescate al Estado español, para felicitarse por las ventajosas condiciones que tendrán los bancos españoles en dificultades y para asegurar que el préstamo no tendrá ningún tipo de consecuencia negativa ni para los contribuyentes ni pare el estado, así como no está sujeto a ningún tipo de exigencia política o fiscal.
Sin embargo, pese a este show puesta en escena por el Ministros y secundado casi al unísono por todos los todólogos/tertulianos que a estas horas andan por las dieferentes cadenas de radio y televisión analizando la noticia, la realidad es que el rescate sólo servirá a los intereses de la banca, pero no a los del conjunto de los ciudadanos, que pagarán con toda seguridad este nuevo endeudamiento del Estado con el aumento del IVA, nuevos recortes sociales y más paro, entre otras cosas.
100.000 millones de euros que el estado ponen en una bandeja de derechos sociales y laborales a la banca, para que se sirva al gusto y sin problemas de suministro. Nada, calderilla. 

¡Qué suerte! ¡Por fin hemos sido rescatados!

Tag: Estrategias oblicuas — Ignacio Escolar  @ 20:22
“Las condiciones son extremadamente favorables”, los tipos de interés serán “más bajos”, “es un apoyo financiero que no tiene nada que ver con un rescate”, es “un ejercicio de transparencia”, “es bueno para la economía española y es bueno para el euro”, “ayudará a las familias y a las empresas”, “es el camino a la recuperación y al empleo”… Es, por resumir, tan cojonudo, tan estupendo y tan fantástico que, escuchando al ministro Luis De Guindos, no se entiende que no se haya pedido el rescate antes.
“Las noticias que traemos hoy son positivas”, dice Luis de Guindos ante la estupefacción de la sala de prensa, que pensaban que estaban ante el ministro del cuarto país de Europa en tener que solicitar un rescate y se encuentran con la celebración de una victoria. Tal vez por eso Mariano Rajoy, en su infinita modestia, ha preferido que sea su ministro de Economía quien se apunte el tanto. “No me he sentido presionado en lo más mínimo, en absoluto”, dice De Guindos de sus socios europeos, esos amigos que otorgan este generoso apoyo a nuestro amado líder, Mariano Rajoy. ¿Un rescate dulce? No, es mejor aún: es un aperitivo de las victorias que esperan a la Roja en la Eurocopa.
———
Pregunta un periodista: “Si según usted la sociedad no va a sufrir, ¿por qué no se ha pedido antes el rescate?”

La letra pequeña del rescate a España

Ya es oficial: España es el cuarto país de la zona euro que se acoge a un rescate para salvar sus cuentas. Por mucho que el Gobierno intente disfrazar la realidad, por mucho que sea solo un rescate financiero (como el de Irlanda, por otra parte), la realidad es que España pierde hoy gran parte de su soberanía. Aunque no hay condiciones explícitas para la política económica y fiscal del país, las hay implícitas. La UE y el FMI no nos van a regalar 100.000 millones de euros.
El propio comunicado del Eurogrupo lo deja claro: “El Eurogrupo está convencido de que España va a hacer honor a sus compromisos sobre el excesivo déficit y con las reformas estructurales, con el fin de corregir los desequilibrios macroeconómicos en el marco del semestre europeo. El progreso en estas áreasserá vigilado muy de cerca y regularmente revisado en paralelo con la asistencia financiera. Traducido: si no se cumple con el déficit, el grifo para la banca se cierra.
En próximas fechas, tal vez la próxima semana –hay quien dice que será mejor que llegue antes de las elecciones griegas–, Mariano Rajoy nos leerá a los españoles la cara oculta de esta “ayuda” exterior. Aunque el rescate no esté formalmente condicionado, implícitamente sí lo está: el dinero para salvar a nuestra banca no saldrá gratis para la sociedad. Desde Alemania recetan desde hace años a España cuatro medidas para el ajuste fiscal, para cuadrar las cuentas públicas. Cuatro grandes recortes de los que Rajoy nos hará tomar dos tazas: pensiones, funcionarios, IVA y prestaciones por desempleo.
El Gobierno da dos de estos tijeretazos por seguros –subida del IVA y recorte a funcionarios– y está intentando resistirse como puede a los otros dos: a tocar las pensiones y las prestaciones para los parados. “Las dos primeras están ya casi descontadas, pero las otras dos provocarían serios problemas sociales”, asegura un alto cargo del Gobierno.
Subida del IVA. No se trata solo de subir otros dos puntos el tipo máximo, del 18% al 20 % o al 21%. También pasa por cambiar determinados productos y servicios del IVA reducido al IVA normal. Por ejemplo, los hoteles y restaurantes. En gran parte de Europa pagan el IVA normal. Aquí, por ahora, es IVA reducido.
Recorte a funcionarios. Con casi seguridad, se congelarán las nuevas plazas y también se recortarán los salarios, probablemente a través de reducciones en las pagas extras y en los complementos. La línea roja está en los despidos: en reducir el número total de trabajadores públicos, no solo eliminando interinos. No sería novedad en un país intervenido: ya ha pasado en Irlanda, en Grecia y en Portugal.
Pensiones. Es uno de los recortes que el Gobierno está intentando evitar, consciente de su tremenda impopularidad. Hay tres ingredientes en esta receta: elevar aún más la edad de jubilación –en Irlanda, por ejemplo, ya están en los 68 años–, acelerar la entrada en vigor de la jubilación a los 67 y, como última opción, recortes las pensiones que ahora mismo se pagan.
Prestaciones por desempleo. En dos formatos: endureciendo las condiciones para acceder al seguro de desempleo y también reduciendo su cuantía y su duración.
Además de estos cuatro duros recortes que se barajan, prepárense también para la pedrea: tasas, copagos, peajes, privatizaciones… El Gobierno español pretende pasar a la historia como el primero en Europa que afrontó una intervención sin perder el poder y sin dar siquiera la cara –que Rajoy no comparezca es insultante–. Después de todas sus mentiras, a pesar de su reciente mayoría absoluta, ¿tendrán la legitimidad social necesaria como para convencer a los ciudadanos de que acepten un ajuste así?
Responde De Guindos: “A usted no le tocaba preguntar ahora.”
La noticia en Agencias (casi dan ganas de ir a por una botella de cava para celebrar algo tan maravilloso y tan bueno, según lo pintan, ¿o no?)
Hasta 100.000 millones de euros. Es la cifra máxima que el Eurogrupo ha garantizado como ayuda tras la petición de España de asistencia para sus bancos con dificultades. La ayuda tendrá una serie de contrapartidas limitadas al sector financiero. El Gobierno español ha asegurado por su parte que "no hay el mínimo rescate" para el país porque recibirá "un préstamo en condiciones muy favorables" que se inyectará en las entidades financieras a través del FROB.
   España ha pedido finalmente este sábado, tras varias horas de conversaciones entre los ministros de Finanzas de la zona euro, asistencia para sus bancos con dificultades.
   El Eurogrupo por su parte ha garantizado al Gobierno español una ayuda de hasta 100.000 millones de euros con una serie de contrapartidas limitadas al sector financiero, según han informado a Europa Press fuentes gubernamentales.
   El Ejecutivo no formalizará la petición hasta que no disponga de los informes de las auditoras independientes (Roland Berger y Oliver Wyman) y conozca las necesidades de capital exactas que precisa el sector.
   No obstante, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha anunciado, en la rueda de prensa posterior a la conferencia que ha mantenido el Eurogrupo, que la ayuda que recibirá España de Europa será suficiente para cubrir las necesidades de capital y contará con un margen de seguridad "significativo".
   Al inicio de su comparecencia, ha leído una declaración en la que ha subrayado el apoyo de los países de la eurozona a las reformas emprendidas por el Gobierno español, y ha definido la reforma financiera española como "el mayor ejercicio de transparencia que se haya realizado".
   Respecto a la asistencia, De Guindos ha indicado que tendrá una contrapartida para el sistema financiero español, pero no una condicionalidad fiscal ni de política económica ni tendrá condiciones adicionales para la sociedad española.
   "Las únicas condiciones se imponen a los bancos que son los que reciben la ayudas y que van a tener que devolver íntegramente", ha indicado.
   El ministro de Economía y Competitividad ha asegurado que como consecuencia de esa inyección de capital, los bancos que reciban las ayudas serán más solventes y volverán a conceder préstamos a las familias y las empresas, que se beneficiarán de ello.

"UN PRÉSTAMO EN CONDICIONES MUY FAVORABLES"

   De este modo, ha asegurado que España recibirá lo que ha definido como "un préstamo en condiciones muy favorables" que se determinarán en los próximos días y que recibirá el FROB, que lo inyectará a las entidades financieras que requieran ayudas.
   En este punto, ha hecho hincapié en que no todas las entidades necesitan capital, sino que el problema, "muy bien definido en el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI)", afecta aproximadamente al 30% del sistema.
   Por este motivo, De Guindos ha sostenido que "no hay el mínimo rescate" para España. "Esto es un préstamo que se recibe en condiciones muy favorables, más favorables que las de mercado. Por tanto, no hay el mínimo rescate", ha afirmado el ministro.
   Además, ha aclarado que el Fondo Monetario Internacional (FMI) tendrá un papel "estrictamente de aseromiento" al sector financiero. "Su labor es muy importante, de apoyo a la implementación del programa", ha subrayado.
   Respecto a las consecuencias que puede tener la petición de ayuda a Europa para sanear la banca española, De Guindos ha manifestado que espera que "afloje la presión" sobre la prima de riesgo, a pesar de que el coste del préstamo puede elevar la deuda pública española y los intereses el déficit público, aunque aún no hay cálculos concretos.
   De Guindos ha insistido en que las condiciones del préstamo son "extremadamente positivas", mejores que las actuales del mercado, por lo que espera menos presión en las futuras emisiones del Tesoro.
   A su parecer, la decisión supone "noticias muy positivas" desde el punto de vista financiero y permitirá "disipar todas las dudas" sobre la economía española.
   Preguntado por la posible incidencia de las elecciones en Grecia del próximo 17 de junio, el ministro ha asegurado que el acuerdo alcanzado pone de manifiesto "el absoluto compromiso con el euro".
   "Se va a avanzar en la integración económica, en la unión bancaria, en la integración fiscal y en la política económica. Se trata de una señal muy positiva de voluntad política de eliminar dudas sobre el futuro del euro", ha enfatizado, para agregar que no se ha sentido presionado por los socios europeos, en los que ha encontrado "cooperación y proyecto común en la moneda única".

UN PRÉSTAMO ESCALONADO Y ESTRECHAMENTE SUPERVISADO

   El Eurogrupo ha indicado por su parte que espera que el Gobierno español presente "en breve" la petición de asistencia financiera para recapitalizar el sector financiero y se compromete a responder a tal solicitud con una ayuda de hasta 100.000 millones de euros a través de un préstamo escalonado, con el objetivo de ofrecer un "respaldo efectivo" a todas las posibles necesidades de capital, según la declaración difundida.
   Los ministros de Economía de la zona euro también han expresado su confianza en que el Ejecutivo de Mariano Rajoy cumplirá con el objetivo de déficit al que se ha comprometido y que aplicará las reformas anunciadas, pero ha advertido de que, en paralelo a la ayuda a la banca, supervisará "estrecha y regularmente" que se dan "avances" en esas áreas.
   La declaración se ha hecho pública al término de la reunión por teleconferencia mantenida con carácter de urgencia por el Eurogrupo para abordar la situación de España y después de que el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, haya anunciado la intención del Gobierno de formalizar la petición de ayuda en los próximos días.
   Además, el Eurogrupo ha sostenido que considera que el FROB podría "recibir los fondos y canalizarlos a las instituciones financieras afectadas", aunque la responsabilidad del rescate "recaería completamente" sobre el Gobierno español.
   También ha pedido al Fondo Monetario Internacional (FMI) que participe en la supervisión de la asistencia financiera.

"EL CAMINO CORRECTO"

   Por su parte, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, también ha comparecido este sábado para aplaudir la solicitud de ayuda de España y recalcar que el país está dando "grandes pasos" para controlar sus problemas económicos y financieros.
   "España ha tomado grandes pasos para controlar sus problemas económicos y financieros", ha afirmado Schaeuble. "Ha lanzado profundas reformas estructurales. España, y esto es lo que están diciendo todas las instituciones internacionales, está por el camino correcto", ha agregado.
   Schaeuble ha estimado, además, que España podrá controlar sus problemas bancarios paso a paso y ha reiterado que los problemas de España están específicamente relacionados con el colapso del auge del sector inmobiliario.
   El acuerdo adoptado este sábado por el Eurogrupo para reforzar la solvencia del sistema financiero español también ha sido valorado positivamente por las principales entidades españolas, que han indicado a Europa Press que es "bueno para la economía, para el sector financiero y para las entidades que lo necesitan".
   "La ayuda necesaria para que el sistema financiero sea definitivamente solvente en su totalidad es limitada y perfectamente manejable", han establecido estas fuentes de las principales entidades españolas, que además han destacado que "el sistema financiero español, en general, es sólido".
¿CUÁLES SON LAS CONDICIONES VENTAJOSAS DE LAS QUE HABLA EL MINISTRO? PUES, EN REALIDAD, NINGUNAS
DUBLÍN (Reuters) - España pagará los mismos tipos de interés que aquellos países ya rescatados por parte de la UE y el FMI por los fondos que recibirá para recapitalizar sus bancos, dijo el sábado el ministro irlandés de Finanzas.
"Las autoridades europeas proporcionarán hasta 100.000 millones de euros para capitalizar por completo los bancos españoles y para dar un significativo margen de seguridad más allá de los requerimientos de recapitalización", dijo Michael Noonan en un comunicado.
"Los fondos se otorgarán a través de los fondos FEEF o MEDE al mismo tipo de interés que se aplica a los fondos dados a otros países con programas (de ayuda)", añadió.
Noonan dijo que el acuerdo parecía acabar con las esperanzas de que un acuerdo beneficioso para España ayude a Irlanda a asegurar concesiones en su propio paquete de rescate, mostró la televisión estatal RTE. Un portavoz del ministerio rechazó hacer comentarios, pero dijo que se retransmitiría el sábado una entrevista con el ministro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí