domingo, 8 de julio de 2012

La semana próxima habrá un nuevo y brutal ajustazo #consensodeminimos#globalcamp #democraciarealya #spanishrevolution


Un nuevo aumento del IVA, más recortes salariales y despidos en el sector público, un nuevo tijeretazo a las pensiones y a la prestación por desempleo --a las que habrá que sumar los recortes que también impondrán las administraciones autonómicas-- entre las medidas que quiere imponer Rajoy.

El Gobierno ha comenzado la cuenta atrás para recortar en miles de millones el gasto público e incrementar los ingresos para cumplir los objetivos de déficit fijados por Bruselas y empezará a definir esta semana los nuevos ajustes y reformas. "En las próximas fechas tomaremos decisiones para reducir el déficit público. Tenemos que volver a tomarlas", anunció ayer Mariano Rajoy, confirmando así que este mes de julio habrá nuevas medidas, ajustes o "lo que algunos llaman recortes", en palabras del propio presidente del Gobierno.

Rajoy espera conocer este martes si los socios europeos dan un año más a España, hasta el 2014, para situar el déficit público en el 3% del PIB, y, con ese dato, acudirá el miércoles al Congreso. Según apuntan fuentes del Gobierno, su esperada comparecencia en el Pleno, doce días después del Consejo Europeo, no se limitará a una mera rendición de cuentas de los acuerdos aprobados en la cumbre de Bruselas, sino será también el momento de avanzar el calendario de los próximos ajustes, aunque ningún departamento ministerial quiere adelantar qué medidas pasarán este verano por el Consejo de Ministros.
Sobre la mesa están todas las recomendaciones de la Comisión Europea y del FMI, entre las que destaca la subida del IVA, la eliminación de la deducción por compra de vivienda o bajadas en los salarios del sector público.La recaudación de impuestos, en especial el IVA y el de sociedades, está siendo inferior a la prevista debido a la caída del consumo y de la actividad económica al agravarse la recesión en la que está sumida el país.

Subida del IVA

Ante esas cifras, el Ministerio de Hacienda había apostado por no subir los impuestos indirectos este año, pero es previsible que la presión de los organismos internacionales le lleve a reconsiderar sus planes. De hecho, el Gobierno ha desvelado ya que estudia ampliar la base imponible del IVA, de modo que algunos productos que disfrutan en la actualidad de unos tipos más bajos (el reducido, del 8%,o el superreducido, del 4%), como los alimentos básicos o el turismo, pasarían a pagar más impuestos (el tipo general está en el 18%).
El Gobierno espera que el martes la UE dé un año más, hasta 2014, para bajar el déficit público al 3%
Hacienda baraja además, como adelantó la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, aplicar otros impuestos relacionados con el medio ambiente, como el llamado "céntimo verde", que gravaría los hidrocarburos.
Para decidir qué medidas salen adelante y cuales quedan aparcadas, el Gobierno necesita conocer los resultados de la reunión del Eurogrupo (los ministros de Finanzas de los diecisiete países de la moneda única) que este lunes estudiará las condiciones bajo las que se concederá la ayuda europea a la banca española, aunque sabe que no se tomará ninguna decisión firme al respecto.
El martes, el Ecofin (los ministros de Finanzas de los veintisiete) podría retrasar en un año el cumplimiento del objetivo de déficit del 3%, tal y como prevé el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, siempre que considere que España, en una situación económica especialmente desfavorable, ha realizado los esfuerzos suficientes. Ese escenario daría oxígeno al Gobierno y le permitiría un mayor margen presupuestario, aunque la CE ha avanzado que para aprobarse esa flexibilización España debe presentar unos presupuestos convincentes para 2013 y 2014.

Techo de gasto

El primer paso para los presupuestos será la aprobación del techo de gasto, que podría llegar al Consejo de Ministros el viernes. Pero Europa también pide que se controle lo que considera un "gasto excesivo" en las comunidades autónomas. Precisamente al esfuerzo de las comunidades autónomas volvió a apelar ayer Rajoy y, aunque reconoció su labor en la contención del déficit, consideró que el esfuerzo debe ser aún mayor. El Ministerio de Hacienda ha citado ya para el jueves a los responsables autonómicos para pedirles que aceleren esos nuevos recortes necesarios para rebajar el déficit.

La disposición de Rajoy a adoptar nuevas medidas "por muy difíciles que sean" va acompañada de sus reiterados llamamientos a que la UE tome decisiones con urgencia. El último Consejo Europeo dio luz verde a la mayoría de sus reivindicaciones, compartidas con el Gobierno del italiano Mario Monti, pero su mensaje no ha calmado a los mercados y la prima de riesgo ha retomado su escalada tras constatar que el BCE no va a volver por el momento a comprar deuda soberana. En previsión de que el escenario se repita durante la semana crucial que empieza mañana, el Gobierno pidió el viernes serenidad y ratificó su compromiso con su agenda reformista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz tus comentarios aquí