martes, 11 de septiembre de 2012

Una reflexión sobre Anonymous como herramienta autoritaria #democraciarealya #marchascongreso #GlobalrEvolution #15M #nolesvotes

CRONICAS DESDE BOTINLANDIA
Con motivo del 25S el grupo imbuido de secretismo conocido como Anonymous ha emitido un mensaje al pueblo español. En el mensaje, lleno de ideología barata y milenarismo, una voz artificial acompañada por una banda sonora épica llama a las masas a ocupar el congreso el próximo 25 de septiembre.
El mensaje comienza con lo que ya se ha convertido en una cita de rigor: unos extractos del libro de Georg Orwell Gran Hermano, 1984. Pero, para los que nos hemos tomado la molestia de leer ese libro, el modo de difusión de este 'grupo' y sus formas, no puede más que recordarnos a una de las ficciones de dicho libro la hermandad de Emmanuel Goldstein; el ficticio rebelde que se ofrecía de forma espectacular a los desdichados habitantes de la distopía orwelliana, presentado como la antítesis del Gran Hermano y enemigo del partido, pero que en realidad era una herramienta de control usada para gestionar el odio de las masas y detectar disidentes. Con esto no quiero entrar a valorar la veracidad de Anonymous, pues entraría en el juego espectacular, lo quiero es hablar de la ideología que sostiene esta manifestación del espectáculo, las dinámicas sociales que genera y en el por qué no es útil para las luchas sociales que estamos viviendo en la actualidad.
I.
Los mensajes de anonymous inciden en lo que por desgracia empieza a ser un pseudopensamiento dominante entre quienes salen a la calle a protestar por el cambio social:somos el 99% y tenemos que derrocar a la clase dominante para traer la democracia de 'todos'. Este mensaje simplista con el que aparentemente debemos estar 'todos' de acuerdo es peligroso. Dibuja un perfil del mundo congelado que no acepta margen para la crítica.

¿Quienes somo ese 'todos'? ¿Qué tipo de democracia se plantea? A estas preguntas, como criatura espectacular que es, no da respuesta Anonymous.

Desgraciadamente, las masas suelen abrazar con facilidad este tipo de consignas porque igual que la propaganda nazi va a lo sentimental, es simplista y genera la seguridad de tener las cosas claras. Por otra parte la insistencia en la separación de una élite como culpable de los males del mundo obvia la permeabilidad del modo de dominación capitalista y hasta que punto este sistema condiciona las formas de vida y el pensamiento de todos sus integrantes. El sistema no es injusto porque estemos en manos de una serie de personas con nombres y apellidos son unos criminales - que lo son -, lo que es injusto en el sistema es su propia forma y hay que señalar que el problema son las relaciones económicas y sociales del capitalismo, NO PERSONA CONCRETAS. Anonymous jamás profundiza en este hecho, pues no le interesa despertar el sentido crítico del espectador sino confirmarle en sus prejuicios - dominar su conciencia -.
El problema son las relaciones económicas y sociales del capitalismo, NO PERSONA CONCRETAS. Anonymous jamás profundiza en este hecho
Precisamente, esta capacidad de Anonymous de confirmar en sus prejuicios al espectador - que es la que le ha dado tanta popularidad -, le hace decir 'lo que el espectador piensa', y así erigirse en representante de ese 'todos', ¿pues todos estamos de acuerdo con Anonymous, no? En realidad esta 'coincidencia' es una estrategia común de toda ideología autoritaria. Fascismo y estalinismo ya usaron la estrategia de erigir sus criterios a criterios universales con los que la mayoría tiene que estar en consonancia o ser un enemigo del pueblo, ya que ellos sólo son la voz del pueblo - la única voz -.
II.
Una vez que hemos visto que subyace un alto grado de autoritarismo en la ideología de Anonymous, quedaría hablar de a que tipo de público va dirigido. En el mensaje con el que comienza el último vídeo la voz en off nos dice:

(...) después de tantos siglos de cadenas y divisiones estériles cuando el mundo llamó a las puertas de la era global nos preguntamos ¿qué ignorancia nos ha hecho autodestruirnos tanto tiempo? y gracias al conocimiento libre redescubrimos una verdad fundamental no somos tan diferentes.

La voz en off nos absorbe, es nuestra propia voz, la voz de nuestra conciencia que despierta tras siglos de oscuridad... ¿Qué está ocurriendo?

Se nos está hipnotizado y alienando, se nos está reduciendo a espectadores vacíos a los cuales se les obliga a recibir acríticamente tan 'revolucionario' descubrimiento. Pero además, se produce una usurpación reducionista de la historia, de toda la historia de las luchas sociales pasadas, que a la luz de Anonymous no sería otra cosa que el resultado dedivisiones estériles. Sólo Anoymous representante de la 'verdadera' conciencia global nos acerca al gran momento revolucionario. El momento del 'juicio final' la 'lucha definitiva' por la emancipación de la Humanidad... 
Sólo Anoymous representante de la 'verdadera' conciencia global nos acerca al gran momento revolucionario. El momento del 'juicio final' la 'lucha definitiva' por la emancipación de la Humanidad... 
Esto tiene un nombre: mesianismo, y tiene una dirección: la conciencia alienada de espectadores pasivos que una vez 'despertados' realizarán en la calle esta 'revolución'.
III.
¿Realmente Anonymous es un proyecto revolucionario? ¿Una herramienta útil para el cambio social? Realmente no, Anonymous ha crecido al fuego de los movimientos sociales que el desarrollo de las fuerzas económicas del capitalismo ha despertado, pero estos movimientos no han necesitado de él, más que nada ha sido un oportunista, un pájara subido a lomos del rinoceronte por más que afirmen en otro de sus vídeos:

Las operaciones de Anonymous han sido un éxito constante y pese a su victoria electoral todas las medidas del partido popular están siendo un constante fracaso.

¿A qué operaciones se refieren? ¿La acción de Anonymous está mermando el poder el PP en España?

Ridículo. Pólvora mojada. Esta frase, que quizás sirva para vender algunos cientos de camisetas o algunas decenas de caretas del héroe V de Vendetta para mayor fortuna de la Warner Bross, sólo demuestra la irreal posición de Anonymous en el contexto de la verdadera lucha social, que es propiedad únicamente de sus actores reales: los millones de persona - ahora sí anónimos - que en todo el mundo salen a la calle, arriesgan su integridad y trabajan física e intelectualmente para un cambio real del sistema, continuando una lucha histórica.

No necesitamos grupos sectarios y/o secretos que se erijan en representantes de la conciencia global, no necesitamos a Anonymous. Necesitamos la libre expresión de esa conciencia que está ya, aquí y ahora, manifestándose en todas partes a través de acciones prácticas que transforman la realidad, al mismo tiempo que se transforman a sí mismas en un continuo intercambio dialéctico.
Finalmente, quisiera afirmar que con este texto mi único deseo es hacer una llamada de advertencia sobre la recepción automática y acrítica de algunas nuevas formas de resistencia, pues se corre el riesgo de caer en manos de nuevas formas de esclavitud. También quisiera reivindicar el análisis constante de las estrategias y tácticas empleadas en la lucha por la transformación social, cómo método consciente de la autoemancipación del cuerpo social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz tus comentarios aquí