lunes, 8 de octubre de 2012

EL HIJO BASTARDO DEL REY EXIGE PRUEBAS DE PATERNIDAD


 Albert Solà e Ingrid Sartiau han presentado una demanda por "filiación de paternidad" contra don Juan Carlos en un juzgado de Madrid
    El catalán Albert Solà, de 56 años, y la belga Ingrid Sartiau, de 46, quienes aseguran ser hijos naturales del Rey de España, presentaron el pasado viernes en un juzgado de primera instancia de Madrid una demanda de paternidad contradon Juan Carlos, según informaba ese mismo día el diario alemán Bild. El citado rotativo, de corte sensacionalista, publicó una fotografía de ambos, acompañados por su abogado, en la puerta de la sede judicial situada en la madrileña Plaza de Castilla. http://www.bild.de/unterhaltung/royals/juan-carlos/gegen-juan-carlos-26570196.bild.html

 No es la primera vez que la prensa alemana recoge las reivindicaciones de los hijos bastardos de don Juan Carlos. El pasado mes de junio, Abremeloya se hizo eco de una noticia publicada en el Rheinische Post, uno de los diarios más serios e influyentes de Alemania, según la cual don Juan Carlos tenía dos hijos ilegítimos: Albert Solà, nacido en Girona; e Ingrid Sartiau, natural de la localidad belga de Gante. LOS DOS HIJOS BASTARDOS DEL REY DE ESPAÑA
   Ambos hermanos entraron en contacto a través de Internet y decidieron encargar al prestigioso genetista Jean Jacques Cassiman, de la Universidad belga de Lovaina, pruebas que demostrasen el parentesco entre ambos. Los estudios genéticos arrojaron una probabilidad altísima de que los dos sean hermanos: 91%, confirmada por el propio el doctor que realizó los análisis. “La probabilidad de que ambos tengan un progenitor común es elevadísima. Los resultados son claros, pero los estudios no pueden especificar si es el padre o la madre. Yo no sé quién es el padre, son ellos los que dicen que es don Juan Carlos”, ha asegurado desde Lovaina el profesor Cassiman.
     Una vez conocido el citado resultado, los hermanos Solà y Sartiau solicitaron a la Casa Real que don Juan Carlos se realizara pruebas de paternidad, para lo que dieron un plazo de varios meses que expiró el pasado dos de octubre. Agotado dicho plazo sin obtener respuesta, decidieron presentar una demanda “por filiación de paternidad” contra el Rey de España, hecho que ocurrió tres días más tarde, el viernes 5 de octubre a las 11,30 horas de la mañana.
    La Casa Real, que ha conocido la demanda de los supuestos hijos bastardos del Rey a través de un burofax enviado a Zarzuela por el abogado de ambos, no se ha pronunciado sobre el asunto. De momento, la pelota está en el tejado del magistrado encargado del caso, cuyo nombre todavía no se ha hecho público.
     La reivindicación de Albert Solà, en caso de que llegara a demostrarse, pondría a don Juan Carlos en un serio aprieto, ya que Solà, de 56 años, sería su hijo primogénito, y no el Príncipe Felipe, de 44. La monarquía española se enfrenta, en este sentido, a un largo y engorroso culebrón. Aunque el Rey no acceda a realizarse las pruebas, extremo éste más que probable, la Justicia podría fallar en favor de los demandantes. “El juez señalará igualmente con el dedo al rey, se haga la prueba o no. Si tú no te haces la prueba es que tienes miedo porque sabes que daría positivo”, ha declaradeo el propio Solà a la revista Vanitatis. http://www.vanitatis.com/casas-reales/
       Abremeloya seguirá informando sobre este asunto en cuanto se produzcan novedades...

Si quieres contribuir a que Amadeuxxx pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en: Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago) Donación de importe libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz tus comentarios aquí