sábado, 6 de octubre de 2012

La consultora de Corinna, Apollonia Associates, actuó sin concurso público #democraciarealya #25S #29S #GlobalrEvolution #15M #nolesvotes


La fortuna que el pasado sábado le atribuía The New York Times aJuan Carlos I –1.800 millones de euros– se basó en un reportaje publicado en 2002 por la revista Eurobusiness, que provocó incluso la protesta oficial del embajador de España en Londres, Santiago de Mora-Figueroa, marqués de Tamarón.
Según cuenta La otra crónica (LOC), en abril de 2003 la revista Forbesincluyó en su lista de ricos de aquel año al Rey de España como el sexto monarca más adinerado del mundo. Para justificar su inclusión, aludieron al reportaje publicado por la revista Eurobusiness. Esto provocó las quejas del embajador de España en Londres e incluso del Gobierno de Aznar, que encargó a la diplomacia española tomar cartas en el asunto. Los corresponsales del New York Times en París y Madrid, Doreen Carvajal y Raphael Minder, basaron las cifras de su reportaje en estas fuentes. Pese a las protestas diplomáticas, ni Eurobusiness ni Forbes rectificaron la información.
Además, el suplemento de El Mundo cita como fuente a "una persona que conoce bien el entorno del rey" y que niega que The New York Times consiguiera hablar con Corinna zu Sayn-Wittgenstein: "Debieron recurrir a los abogados británicos que Corinna contrató para que los periódicos del Reino Unido se abstuvieran de calificarla como amante del rey", según LOC.
Corinna habría actuado como "consejera estratégica" del Gobierno español para temas de Oriente Medio, según contaba New York Timesla pasada semana. Dice LOC que lo haría a través de Apollonia Associates, una empresa "especializada en promover relaciones financieras y estratégicas con las máximas instituciones".
Apollonia, con sede en Londres, fue disuelta el 3 de abril de 2012, una semana antes de la famosa cacería de elefantes en Botsuana, en el que Juan Carlos de Borbón  –que viajó acompañado por Corinna– sufrió una caída que le provocó una rotura de cadera. Además, la empresa de Corinna actuó sin que constase concurso público alguno o reseña oficial en el Boletín Oficial del Estado.
Según LOC, en los datos de Apollonia Associates figura la dirección en Mónaco de la princesa Corinna, aunque ella asegure que su residencia radica en España.

¿Una conjura contra España?

Según LOC, "fuentes diplomáticas" declaran que este reportaje está enmarcado en una "campaña de prensa impulsada por otro país, celoso de que, gracias a la influencia del soberano y sus gestiones, las empresas españolas hayan logrado hacerse con el contrato del Ave de Medina a La Meca". En este caso, se trataría de Francia.
El consorcio galo, liderado por Alstom y SNCE, se llevó una honda decepción cuando en octubre se le adjudicó la obra a España. "Desde entonces, tratan de intoxicar la excelente imagen que tiene el Rey en el extranjero. Hay muchas cosas en juego", como por ejemplo, otro contrato de igual o mayor magnitud: la línea ferroviaria que unirá Río de Janeiro y Sao Paulo. 
Si quieres contribuir a que Amadeuxxx pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en: Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago) Donación de importe libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz tus comentarios aquí