miércoles, 3 de octubre de 2012

VENEZUELA: ¿Quiénes son los Presuntos Responsables del ETNO-GENOCIDIO contra el pueblo YANOMAMI?... #GlobalrEvolution #15M #nolesvotes


¿Por qué el Gobierno Nacional se preocupa más de NEGAR la Noticia
que en tratar de esclarecer los Hechos? 
 
He aquí una posible explicación
 
Indígenas retuvieron a 19 Militares de la Guardia Nacional que ejercían la minería ilegal
Publicado por El Nacional  el Lunes, 31 de Octubre del 2011
 

Indígenas de 13 comunidades del pueblo de La Paragua, en el municipio Angostura del estado Bolívar, mantuvieron retenidos durante 4 días a 19 efectivos de la Guardia Nacional, a quienes capturaron cuando ejercían la minería ilegal. 

Los militares fueron desarmados por los capitanes, luego de que fueran capturados ejerciendo la minería ilegal en un yacimiento que hace dos meses fue desalojado por el Plan Caura y presentado como un éxito.

Hasta ayer en la tarde un funcionario había declarado por el hecho; sólo el comandante estratégico operacional, Henry Rangel Silva, informó a través de Venezolana de Televisión que 300 personas habían sido capturadas cuando intentaban entrar a la mina, que está ubicada a cuatro horas de navegación del pueblo La Paragua.

Denunció que hay manipulaciones por parte de personas que pretenden utilizar a los indígenas para la explotación ilegal del oro. "Ya estamos tras la pista de cuatro personas, quienes están identificadas como promotoras de la minería ilegal", dijo.

El ex alcalde del municipio Gran Sabana, Ricardo Delgado, desmintió este domingo a las declaraciones de Rangel Silva con imágenes y videos de lo ocurrido.

Delgado explicó que los miembros de la comunidad de El Casabe, les quitaron el armamento de regla a los militares tras haber sido descubiertos. Desde entonces, los 19 guardias nacionales permanecieron retenidos hasta ayer, cuando Nicia Maldonado, ministra de los Pueblos Indígenas, visito la localidad.

Su intervención y la promesa de, supuestamente, devolverles la mina a los indígenas, permitió la liberación de los rehenes.

Caso con antecedentes. Delgado explicó que desde que entró en vigencia el decreto 8413, que reserva al Estado las actividades de explotación del oro, los indígenas fueron desalojados de sus tierras, donde milenariamente han habitado.

La ley contradice la disposición institucional de reconocimiento de las tierras indígenas, las cuales tienen exuberantes riquezas naturales, dijo Delgado. "El decreto es un decreto de militarización de las tierras indígenas, lo cual entra en contradicción con la ley indígena".

Al margen del descontento, Delgado relató que quienes tienen la supuesta potestad de preservar el ambiente ejercen la minería que les fue negada a los indígenas, a pesar de la tradición histórica y el marco legal.

"Entonces, si los militares están para controlar las actividades ilícitas, nuestra pregunta es ¿quién controla a los militares?". 

"El decreto tipifica un delito que nunca ha sido delito en Venezuela. Es decir, este gobierno actúa, cual Cristóbal Colón en 1492. ¿Qué hizo Cristóbal Colón? Les decomisó el oro a los indígenas.¿Qué hizo Hugo Chávez? Les decomisa el oro a los indígenas en su propia tierra".

El líder indígena pemón informó que redactarán un recurso de amparo para preservar los derechos de las comunidades aborígenes.

Denunció que toda la población está militarizada, con acceso restringido por tierra y por aire, "a fin de presionar a que los indígenas les dé hambre y los suelten. No, señor, el indígena toda la vida ha vivido allí. Así que los que van a aguantar hambre son los militares".

El vocero señaló que ningún diputado indígena ha hecho presencia. "Han permanecido en complicidad con el Gobierno, porque ya no son voceros indígenas sino voceros del Gobierno".

Como condición para la liberación de los militares, esperan la presencia del ministro para la Defensa. "Esperamos que recoja a sus muchachos, se firme un acta y desaloje a los mineros ilegales que están azotando a los indígenas". Clavel Rangel 
 
 
CHRONOLOGY OF THE YANOMAMI GENOCIDE
The genocide of the Yanomami began in the early 70's, when the first invasions of the Indian territory by miners were registered. Since then, about 2,000 Indians were killed. The Brazilian government allowed this genocide to happen, as shown by the data listed below:
1974: the Perimetral Norte highway, a road cutting the Yanomami territory, begins to be built. The area is invaded by hundreds of workermen ; in the three-year period that followed, influenza, measles, and tuberculosis claim the lives of over 80 Indians. Soon after that, the results of the Radambrasil Project, which surveyed the mineral potential of the Amazonian soil, are published. The survey indicates the existence of large quantities of uranium, gold, diamonds, and tin ore in the Yanomami area.
1975: about 500 miners invade the Surucucus mountain range, an Indian land, looking for tin ore. The governor of the State of Roraima, Ramos Pereira, supports the invasion and says that "a rich area cannot permit itself the luxury of preserving half a dozen Indian tribes hindering the development."
1978: FUNAI (National Indian Foundation) signs a covenant with mining company Vale do Rio Doce for the exploitation of tin ore in Yanomami lands. The covenant is suspended.
1979: the appointed governor of Roraima, Ottomar de Souza Pinto, announces as he is sworn into office that the top priority of his administration would be to resume the mining for tin ore.
1980: the minister for Mines and Energy, Ce'sar Cals, issues licenses authorizing two mining companies to carry out research on titanium deposits in Yanomami lands. A group of miners is detected inside Yanomami lands located in Amazonia.
1981: about 2,000 miners invade the area again, this time looking for gold. Governor Ottomar Pinto insists that the formal prohibition to carry out mining activities in these lands should be lifted. In November, eighteen Yanomami Indians die of measles in Amazonia.
1982: five Yanomami are murdered by miners in a region near the Catrimani and Apiau' rivers. More and more, outbreaks of diseases area registered among the Indians.
1983: FUNAI signs with Codesaima, a company operated by the government of Raraima, a covenant for carrying out research and mining for ores in the Indian area.
1984: Mozarildo Cavalcanti, federal deputy for Raraima, presents a bill to the Chamber of Deputies proposing that mining for tin ore should be permitted in part of the area. An Yanomami is shot on the back by a miner at the Catrimani river.
1985: 44 miners headed by businessman Jose' Altino Machado invade Surucucus and subdue at gunpoint four army soldiers and a sargeant who were guarding the area. They are expelled by Army, Federal Police, and Military Police troops. After being arrested, Altino Machado says he would repeat the operation. Soon after that, miners invade the northeast region of the territory. Deputy Mozarildo Cavalcanti presents a bill to the Chamber of Deputies providing for the exploitation of tin ore in Yanomami lands by authorization of the Executive Branch.
1986: Altino Machado deposes before the Chamber of Deputies and says he will fight for the miners to remain in the area.
1987: the Brazilian government launches a campaign affirming that the demarcation of the Yanomami lands is a pretext for the Indians to establish an independent state. The propaganda is an attempt to justify the implementation of the Calha Norte Project. The military commander of the Amazonian Region, general Antenor Santa Cruz, says that the presence of miners in the Indian area "plays a strategic role in the occupation of the national territory." Four Yanomami of the Paapiu' area are clubbed, stabbed, and shot to death by miners.
1988: miners kill nine Yanomami. The ex-president of Funai, Romero Juca' takes office as governor of Roraima and says he will ensure the security of the 20 thousand miners who invaded the Indian area. The government cuts the Yanomami territory into 19 discontinuous areas, one national park and two national forests, leaving 76% of the traditional Yanomami territory out of the demarcation. Four Indians are murdered by the invaders the following year.
1990: miners kill two Indians. The president of the Republic, Jose' Sarney, creates the Araricoera and Catrimani-Couto Magalha~es mining reservations inside Indian lands. The extermination of 15% of the Yanomami population, about 2 thousand Indians, in the two previous years because of diseases brought by the miners is denounced.
1991: the reinvasion grows. FUNAI mentions 1 thousand miners. Ottomar de Souza Pinto takes office as the new governor of Roraima, and continues to support the invasion.
1992: about 2 thousand miners invade the area again. At least 150 Yanomami die of diseases. An Indian is murdered.
1993: in August, FUNAI denounces the massacre of 73 Yanomami.
Brasi'lia, August 27, 1993 
CIMI - Indianist Missionary Council

Traducción al Español en la versión de Google

CRONOLOGÍA DEL GENOCIDIO YANOMAMI
El genocidio de los Yanomami se inició a principios de los años 70, cuando las primeras invasiones del territorio de la India por los mineros fueron registrados. Desde entonces, unos 2.000 indígenas fueron asesinados. El gobierno brasileño permitió que este genocidio a pasar, como lo demuestran los datos que se indican a continuación:
1974: la carretera Perimetral Norte, un camino cortando el territorio Yanomami, comienza a ser construido. La zona está invadido por cientos de workermen, en el período de tres años que siguieron, la gripe, el sarampión y la tuberculosis se cobran la vida de más de 80 indios. Pronto después de eso, los resultados del Proyecto RADAMBRASIL, que encuestó el potencial mineral de la tierra amazónica, se publican. La encuesta indica que la existencia de grandes cantidades de uranio, oro, diamantes y mineral de estaño en el área Yanomami.
1975: cerca de 500 mineros invaden la sierra Surucucus, una tierra india, en busca de mineral de estaño. El gobernador del Estado de Roraima, Ramos Pereira, apoya la invasión y dice que "una zona rica no puede permitirse el lujo de mantener una media docena de tribus indígenas que obstaculizan el desarrollo".
1978: FUNAI (Fundación Nacional del Indio) firma un convenio con la empresa minera Vale do Rio Doce para la explotación de mineral de estaño en tierras yanomami. El pacto está suspendido.
1979: el gobernador designado de Roraima, Ottomar de Souza Pinto, anuncia que él ha jurado el cargo que la prioridad de su gobierno sería la de reanudar la explotación del mineral de estaño.
1980: el ministro de Minas y Energía, César Cals, temas licencias que permitan a dos empresas mineras para llevar a cabo una investigación sobre los depósitos de titanio en tierras yanomami.Un grupo de mineros que se detecta en el interior de las tierras yanomami ubicados en la Amazonía.
1981: cerca de 2.000 mineros invaden la zona de nuevo, esta vez en busca de oro. Gobernador Ottomar Pinto insiste en que la prohibición formal de llevar a cabo actividades mineras en esas tierras deben ser levantadas. En noviembre de mil indígenas yanomami mueren de sarampión en la Amazonía.
1982: cinco yanomami son asesinados por los mineros en una región cercana a la Catrimani y ríos Apiau '. Cada vez más, los brotes de enfermedades área registrada entre los indios.
1983: FUNAI firma con Codesaima, una empresa operada por el gobierno de Raraima, un convenio para la realización de investigación y explotación de minerales en la zona indígena.
1984: Mozarildo Cavalcanti, diputado federal por Raraima, presenta un proyecto de ley a la Cámara de Diputados propone que la minería de mineral de estaño se debe permitir en parte de la zona. Un Yanomami recibe un disparo en la espalda por un minero en el río Catrimani.
1985: 44 mineros encabezados por el empresario Altino José Machado Surucucus invadir y someter a los soldados a punta de pistola del ejército de cuatro y un sargento que custodiaban la zona. Ellos son expulsados ​​por la policía, del ejército federal, y las tropas de la Policía Militar. Después de ser arrestado, Altino Machado dice que le repita la operación. Poco después, los mineros invaden la región noreste del territorio. Adjunto Mozarildo Cavalcanti presenta un proyecto de ley a la Cámara de Diputados prevé la explotación de mineral de estaño en las tierras yanomami por autorización del Poder Ejecutivo.
1986: Altino Machado depone ante la Cámara de Diputados y dice que va a luchar por los mineros a permanecer en la zona.
1987: el gobierno brasileño lanza una campaña afirmando que la demarcación de las tierras yanomami es un pretexto para los indios a establecer un Estado independiente. La propaganda es un intento de justificar la implementación del Proyecto Calla Norte. El comandante militar de la región amazónica, general Antenor Santa Cruz, dice que la presencia de mineros en la zona india "juega un papel estratégico en la ocupación del territorio nacional". Cuatro yanomami de la zona Paapiu 'son golpeados, apuñalados y asesinados a tiros por los mineros.
1988: matar a nueve mineros Yanomami. El ex-presidente de la Funai, Romero Juca 'asume el cargo de gobernador de Roraima y dice que va a garantizar la seguridad de los 20 mil mineros que invadieron la zona indígena. El Gobierno recorta el territorio yanomami en 19 áreas discontinuas, un parque nacional y dos bosques nacionales, dejando el 76% del territorio yanomami tradicional de la demarcación. Cuatro indígenas son asesinados por los invasores del año siguiente.
1990: los mineros matar dos indios. El presidente de la República, José Sarney ", crea la Araricoera y Catrimani-Couto Magalha ~ reservas mineras dentro de tierras indígenas it. El exterminio del 15% de la población Yanomami, cerca de 2 mil indígenas, en los dos años anteriores a causa de las enfermedades traídas por los mineros se denuncia.
1991: la nueva invasión crece. FUNAI menciona 1 000 mineros. Ottomar de Souza Pinto toma posesión como nuevo gobernador de Roraima, y ​​continúa apoyando la invasión.
1992: cerca de 2 mil mineros invaden la zona de nuevo. Al menos 150 yanomami muere de enfermedades. Un indio es asesinado.
1993: en agosto, la FUNAI denuncia la masacre de 73 yanomami.
Brasi'lia, 27 de agosto 1993 
CIMI - Indigenista Misionero Consejo http://www.selenasol.com/selena/struggle/yanomami.html

LA VERSIÓN OFICIAL DE LA NOTICIA

Venezuela dice no encontrar 'evidencia' de la matanza al pueblo yanomami .Varios miembros de la etnia yanomami. | Claudia AndújarVarios miembros de la etnia yanomami. | Claudia Andújar
02/09/2012  Varias ONG denunciaron la muerte de 80 indígenas tras un ataque aéreo
El Gobierno venezolano ha indicado que "no se encontró evidencia" de la matanza de 80 indígenas de la etnia yanomami en una zona selvática fronteriza con Brasil que fue denunciada por organizaciones no gubernamentales y un diputado opositor.
Después de "estas visitas que hemos realizado en las comunidades indígenas, podemos decirle al país que no se encontró evidencia de ninguna muerte o no se encontró evidencia de casa o 'shabono' (choza indígena grande) incendiada en estas comunidades señaladas como escenario de este supuesto crimen", dijo al canal del Estado la ministra para los Pueblos Indígenas, Nicia Maldonado.
La ministra recordó que "ante las denuncias" recibidas, el Estado venezolano emprendió una "visita a las comunidades yanomamis"con una comisión de fiscales, policías de investigación y militares, tal y como informó ayer el ministro del Interior Tareck el Aissami.
El Aissami había indicado que, tras la visita a siete de las comunidades, no se había encontrado ninguna "situación de violencia" en la zona, aunque puntualizó que quedaban dos comunidades más alejadas todavía por verificar.
La Fiscalía General designó esta semana una comisión especial para verificar los hechos, tras recibir el lunes una denuncia de la organización pro indígena Horonami, según la cual 80 yanomamis murieron el pasado 5 de julio tras un presunto ataque desde un helicóptero.
El diputado opositor Andrés Avelino Álvarez, de la Comisión de Pueblos Indígenas, dijo que solo tres integrantes de la comunidad Irotatheri, en el municipio Alto Orinoco, sobrevivieron a la matanza por los ocupantes de un helicóptero con "identificación brasileña".
El pasado día 29, el secretario de Asuntos Indígenas de la Gobernación de Amazonas, Hilario Linares, declaró a Efe que tres sobrevivientes de la tragedia, que se encontraban en ese momento cazando, relataron que un helicóptero sobrevolaba un "shabono" (cabaña), donde se encontraban los pobladores, y "escucharon" los disparos. "Cuando llegaron vieron ya la masacre", señaló Linares, quien indicó que también hay testigos que iban de visita a la comunidad.
Fuente  [elmundo es]
LA VERSIÓN DE LOS PUEBLOS YANOMAMI: 

PRONUNCIAMIENTO OFICIAL DE LAS ORGANIZACIONES INDÍGENAS DEL ESTADO AMAZONAS (COIAM) SOBRE NUEVO CASO DE MASACRE CONTRA LA COMUNIDAD YANOMAMI: 

Pronunciamiento de las organizaciones indígenas del Estado Amazonas...

En el día de 27 de Agosto de 2012, nosotros, pueblos y comunidades indígenas de la Amazonía venezolana, agrupados en la Coordinación de Organizaciones Indígenas de Amazonas (COIAM), representados por la Organización Regional de Pueblos Indígenas de Amazonas (ORPIA), la Organización Indígena Piaroa Unidos del Sipapo (OIPUS), la Organización Ye´kuana del Alto Ventuari (KUYUNU), la Organización Indígena Jivi Kalievirrinae (OPIJKA), la Organización Yanomami (HORONAMI), la Organización Mujeres Indígenas de Amazonas (OMIDA), la Organización de Comunidades indígenas Huôttuja del Sector Parhuaza (OCIUSPA), la Asociación de Maestros Piaroa (Madoya Huarijja), La Organización Piaroa del Cataniapo “Reyö Aje”, la Organización Indígena de Río Negro (UCIABYRN), la Organización Piaroa de Manapiare, la Organización Ye´kuana del Alto Orinoco (KUYUJANI Originario), el Movimiento Político Pueblo Unido Multiétnico de Amazonas (PUAMA), reunidos en Puerto Ayacucho, queremos realizar el siguiente pronunciamiento sobre la NUEVA MASACRE DE INDÍGENAS YANOMAMI ocurrida en la comunidad IROTATHERI, Municipio Alto Orinoco, cometida por mineros ilegales provenientes de Brasil y cuya información fue suministrada por sobrevivientes y testigos durante el mes de agosto de 2012:
1.- Nos solidarizamos con el pueblo Yanomami en Venezuela y su organización HORONAMI, quien ha sido víctima en el mes de julio 2012, de una NUEVA MASACRE OCURRIDA EN LA COMUNIDAD IROTATHERI, ubicada en las cabeceras del río Ocamo, Municipio Alto Orinoco y área de influencia de varias comunidades Yanomami como son MOMOI, HOKOMAWE, USHISHIWE y TORAPIWEI, las cuales vienen siendo agredidas e invadidas por mineros ilegales provenientes de Brasil (GARIMPEIROS)desde hace más de 04 años.
2.- Lamentamos profundamente este nuevo ataque violento contra el pueblo Yanomami, en el cual habría muerto un número indeterminado de personas, con 03 sobrevivientes en una comunidad (shapono) de aproximadamente 80 indígenas Yanomami en el Alto Ocamo, la cual fue quemada y agredida con armas de fuego y explosivos según testimonios de los sobrevivientes y testigos que se trasladaron a la comunidad de Parima “B” entre el 15 y el 20 de agosto de 2012, donde trasmitieron el trágico testimonio a miembros de la organización HORONAMI y autoridades venezolanas de la 52 Brigada del Ejército y el Centro Amazónico de Investigación y Control de Enfermedades Tropicales (CAICET).
3.- Expresamos nuestra preocupación debido a que desde el año 2009, se viene informado a varios órganos del Estado venezolano sobre la presencia de GARIMPEIROS en el Alto Ocamo y sobre diversas agresiones contra las comunidades de MOMOI y HOKOMAWE quienes fueron víctimas de violencia física, amenazas, uso de mujeres y contaminación del agua por mercurio con saldo de varios Yanomami muertos y sin haber TOMADO MEDIDAS EFECTIVAS PARA DESALOJAR A LOS GARIMPEIROS DE LA ZONA y diseñar un plan de control y vigilancia sobre su entrada cíclica en la zona, en momentos en que hay reportes del aumento de la actividad minera ilegal en toda la Amazonía brasileña.
4.- Esta situación no sólo afecta los derechos a la VIDA, LA INTEGRIDAD FÍSICA y LA SALUD DEL PUEBLO YANOMAMI, sino que constituye un nuevo genocidio y una nueva amenaza a la sobrevivencia física y cultural de los Yanomami, en un momento en que se cumplen en el año 2013, veinte (20) años de la Masacre de HAXIMÚ en la que fueron asesinados 16 mujeres, niños y ancianos.
5.- Solicitamos al Gobierno Nacional y a los demás órganos del Estado venezolano la realización de una INVESTIGACIÓN JUDICIAL URGENTE, el TRASLADO INMEDIATO HASTA EL LUGAR DE LOS HECHOS y LA ADOPCIÓN DE MEDIDAS BILATERALES CON BRASIL para controlar y vigilar la entrada de garimpeiros en el ALTO OCAMO, lugar de la masacre y con presencia de Yanomami amenazados por la acción incontrolada de mineros ilegales (garimpeiros). Recordamos que la omisión de investigar y tomar medidas eficaces como en el caso de HAXIMÚ, podría comprometer la responsabilidad internacional del Estado venezolano, por permitir que agentes externos agredan a nacionales venezolanos en su territorio.
Organización Regional de Pueblos Indígenas de Amazonas (ORPIA)
Organización Indígena Piaroa Unidos del Sipapo (OIPUS)
Organización Ye´kuana del Alto Ventuari (KUYUNU)
Organización Indígena Jivi Kalievirrinae (OPIJKA)
Organización Yanomami (HORONAMI)
Organización Mujeres Indígenas de Amazonas (OMIDA)
Organización de Comunidades indígenas Huôttuja del Sector Parhuaza (OCIUSPA)
Asociación de Maestros Piaroa (Madoya Huarijja)
Organización Yekuana del Alto Orinoco (KUYUJANI Originario)
Organización Piaroa del Cataniapo “Reyö Aje”
Organización Indígena de Río Negro (UCIABYRN)
Organización Piaroa de Manapiare,
Organización Yabarana del Parucito (OIYAPAM)
Movimiento Político Pueblo Unido Multiétnico de Amazonas (PUAMA)
José Gregorio Díaz Mirabal Vice-Coordinador CONIVE
Guillermo Guevara (Constituyente Indígena 1999)

El Mundo de España: Un sobreviviente de la supuesta masacre de yanomamis contradice versión oficial

5 Septiembre, 2012
ND.- Uno de los sobrevivientes de la supuesta masacre de 80 yanomamis en el sur del estado Amazonas aseguró este martes que vio restos quemados de personas y una explosión que voló la gran choza (shabono) de la comunidad. Esta declaración del yanomami Swapori contradice la versión oficial, repetida este martes por la fiscal general Luis Ortega Díaz.
A propósito de la versión del gobierno nacional de que en el lugar del suceso no recogieron evidencia de ninguna masacre, el director de la organización Provea, Marino Alvarado, lanzó un “misil” al tren ministerial de Hugo Chávez: “¡Se parecen tanto a ellos! (en referencia a los antiguos dirigentes del país, en la denominada IV República tan criticada por Chávez). Al igual que en 1993, el Gobierno pretende sin menor investigación negar masacre contra yanomamis”.
Así lo reseña el diario español El Mundo que recoge declaraciones de este testigo:
“Nosotros somos testigos. La explosión quemó la comunidad, por eso voló (el shabono, la gran choza). Vimos cuerpos, restos quemados de personas”. Venezuela conoció este martes las primeras palabras de Swapori, uno de los yanomamis de la supuesta matanza del 5 de julio en la comunidad Irotatheri. Testimonio realizado ante los micrófonos de Radio Chamánica, de Puerto Ayacucho, que contradice la teoría oficial del Gobierno de Chávez, que niega de forma insistente que se haya producido tal masacre en el Alto Orinoco venezolano.
El testimonio directo del indígena prestó aún más fuerza al comunicado conjunto de los colectivos indígenas Horonami (integrada por comunidades yanomamis), Coordinadora de Organizaciones Indígenas de Amazonas y el Consejo Nacional Indio de Venezuela, en el que exigen a las autoridades que lleguen hasta el lugar de la matanza para contrastar la denuncia. “La comisión no llegó al Shapono de Irotatheri, razón por la cual no pueden decir que no hallaron ninguna evidencia”.
Las organizaciones “hacen voto por el respeto al derecho a la vida y por el control” a las agresiones violenta de los garimpeiros, mineros ilegales llegados desde Brasil.
Un verdadero vendaval se ha levantado contra el oficialismo en plena campaña electoral. Incluso Marino Alvarado, director de la organización Provea y uno de los grandes defensores de los derechos humanos del país, disparó un torpedo político a los ministros de Chávez: “¡Se parecen tanto a ellos! (en referencia a los antiguos dirigentes del país, en la denominada IV República tan criticada por Chávez). Al igual que en 1993, el Gobierno pretende sin menor investigación negar masacre contra yanomamis”.
Una de las grandes incógnitas que sigue abierta es qué pasó con los cuerpos de las víctimas. La tradición Yanomami ordena que los cuerpos sean quemados y sus cenizas, entregadas a las familias. Pero en este caso, “como los muertos son varios, nadie pudo quedarse con las cenizas. Tampoco fue posible la fiesta (funeral)”, añadió el superviviente Swapori.
Luisa Ortega, fiscal general del Estado, fue la encargada de mantener la versión oficialista en las últimas horas. “He designado un equipo que lleva días investigando y no ha encontrado nada que compruebe que esto haya ocurrido”, afirmó. No obstante, calificó de “irresponsables” a los que habían dado a conocer la noticia.
Foto tomada de El Mundo de España/ Victor Englebert

Tras el nuevo desmentido del gobierno venezolano

Una embajadora de la UNESCO mantiene que sí hubo matanza contra los yanomami

Daniel Lozano | Caracas 03/09/2012

Imagen de un indígena yanomami. | Claudia Andújar (Survival)

Imagen de un indígena yanomami. | Claudia Andújar (Survival)
Misterio y polémica. Sólo habían transcurrido tres horas desde un nuevo desmentido oficial en Caracas cuando Patricia Velásquez, embajadora de la Unesco, resquebrajó la argumentación del Gobierno de Chávez: "Sí hubo matanza de yanomami" en Irotatheri, poblado indígena del Alto Orinoco venezolano.
Velázquez, actriz y modelo, es además defensora de los derechos indígenas y representante de la etnia wayuú y sostuvo con firmeza que pudo confirmar la tragedia, provocada por un grupo de garimpeiros brasileños, en fuentes confiables. "Lo menos que debo hacer es creer a quienes comparten raíces ancestrales", añadió Velásquez. "Los yanomami no hablan de sus muertos, los queman y los toman. Para ellos sólo existen los números uno y dos, y muchos", lo que va a dificultar reconstruir lo sucedido en el 'shabono' (casa comunitaria). La choza indígena central fue atacada con explosivos y tiroteada por los mineros ilegales, según la denuncia de tres supervivientes. En ese poblado vivían 80 yanomamis.
Velásquez quiso evitar la polémica política suscitada tras conocerse la noticia, algo impensable en la Venezuela preelectoral. De hecho, Tareck El Aissami, ministro de Interior, precedió a la defensora indígena con una acusación contundente: "Desde hace 24 horas nos hemos cansado de declarar que es mentira y los medios no han titulado absolutamente nada respecto a eso".

Llegar al fondo del asunto

Pero la actriz añadió que para llegar al poblado son necesarios cinco días caminando, por lo que la Guardia Nacional no podría haber comprobado la veracidad de la denuncia. "Lo más importante es hacer una investigación y llegar al fondo del asunto", enfatizó Velásquez, que recordó que los gobiernos de Caracas y Brasilia suscribieron un convenio para defender a los yanomamis, que son Patrimonio de la Humanidad, tras varios ataques registrados desde 2009.
La Policía Federal de Brasil emitió un comunicado para dejar claro que el suceso tuvo lugar en territorio venezolano y recordar que actualmente efectúa una operación contra los garimpeiros, con 26 detenidos hasta el momento.
En Venezuela, la reacción gubernamental fue más allá de las palabras del ministro. Según denunció Liborio Guarulla, gobernador del estado Amazonas, "Luis Chatiwe, la primera persona que habló públicamente, fue llevado a la guarnición (de la 52 Brigada del Ejército) y se le impide hablar públicamente. Él no cometió ningún delito", protestó.elmundo.es
#GlobalrEvolution #15M #nolesvotes Si quieres contribuir a que Amadeuxxx pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en: Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago) Donación de importe libre
Si quieres contribuir a que Amadeuxxx pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en: Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago) Donación de importe libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz tus comentarios aquí